12 de agosto de 2020
30 de mayo de 2008

Huelva.- Greenpeace asegura que la Junta "incumple" una resolución de Industria que exige restringir el acceso al CRI-9

HUELVA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La organización ecologista Greenpeace ha documentado, mediante acta notarial levantada el pasado día 28, el "incumplimiento" por parte de la Junta de Andalucía de la resolución de 30 de enero de 2008 del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio "que le obliga a restringir de forma efectiva e inmediata el acceso a las zonas contaminadas radiactivamente por cesio-137 en el centro de recuperación de inertes (CRI-9) situado en las marismas de Mendaña en Huelva".

Según informó en un comunicado de prensa el responsable de la campaña nuclear de Greenpeace, Carlos Bravo, esta resolución, en el punto 'd' de su anexo de actuaciones, "exige a la empresa pública Egmasa, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, restringir de forma efectiva e inmediata el acceso a las zonas afectadas a toda persona ajena al programa de vigilancia radiológica ambiental que se realiza en ellas".

En este sentido, Bravo indicó que la anterior consejera de Medio Ambiente de la Junta, Fuensanta Coves, antes las denuncias de Greenpeace sobre la no instalación del cerramiento exigido, "se comprometió públicamente en el mes de febrero a instalar una cancela para impedir el libre acceso a zonas contaminadas con cesio-137 del CRI-9".

"Pondremos inmediatamente en conocimiento de la Fiscalía de Huelva estos hechos tan graves, pues esta situación demuestra que la Junta de Andalucía continúa con su actuación irresponsable en la gestión del CRI-9, que ha dado lugar a que se produzcan fugas sin control de cesio-137 radiactivo al río Tinto", aseguró.