18 de julio de 2019
26 de junio de 2008

Huelva.-Junta inspecciona 80 establecimientos de restauración para evitar fraudes a los consumidores ante el verano

HUELVA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los inspectores del Servicio de Consumo de la Junta inspeccionarán unos 80 establecimientos, entre restaurantes, bares, cafeterías, quioscos y, especialmente, chiringuitos de playa, durante los meses de junio y septiembre, con objeto de verificar que se respetan los derechos de los consumidores y usuarios.

Según un comunicado de la Junta de Andalucía, los inspectores de consumo comprobarán la correcta exposición de los precios de todos los productos que se ofrezcan, incluyendo las bebidas, así como que dicha información se muestra también en el exterior y en varios idiomas cuando así lo exija la categoría del establecimiento, asimismo verificarán que el importe en mesa está claramente determinado y expuesto, sin que sea admisible la referencia a un porcentaje de incremento.

En esta campaña se vigilará también que las cartas no incluyan expresiones como 'Precio según mercado' o 'Precio según peso', ya que es un derecho del consumidor conocer en todo caso el coste de los productos antes de adquirirlos.

En relación con esto, la Junta alegó que los inspectores revisarán que no exista fraude en el peso, de forma que el usuario conozca siempre el peso del producto --pescado, carnes, marisco, chacinas-- que incluye el precio que aparece en la carta, de la misma forma que se controlará que los establecimientos no impongan servicios no solicitados por los clientes, como el cubierto o los entremeses.

Por otra parte, los inspectores de consumo de la Junta de Andalucía constatarán aspectos sanitarios, tales como que se acredita la formación de manipuladores de alimentos de los empleados o la correcta desinfección del local y se inspeccionará que el local expide correctamente el ticket o factura, conteniendo el IVA, que dispone de Hojas de Quejas y Reclamaciones a disposición de los usuarios y que está correctamente registrado como establecimiento turístico, señaló la Junta.

EN LA CAMPAÑA 2007.

El Servicio de Consumo de la Delegación del Gobierno inspeccionó en la campaña de restauración del pasado año un total de 71 establecimientos, de los que 40 estaban situados en localidades costeras.

Según la Junta, los inspectores "detectaron incumplimientos de la normativa en un 87 por ciento de los locales, lo que supone un incremento del diez por ciento respecto a la campaña desarrollada el año anterior". De éstos, fueron los chiringuitos los que registraron un mayor número de infracciones, ya que en un cien por cien de los inspeccionados se detectó alguna irregularidad. A este tipo le siguieron las cafeterías, restaurantes y bares.

El sector de la hostelería ocupa el cuarto lugar en volumen de reclamaciones anuales de los consumidores, de hecho el pasado verano, el Servicio de Consumo de la Delegación del Gobierno "recibió un total de 43 reclamaciones contra establecimientos de restauración siendo la causa más común las quejas por la calidad o el trato recibido, seguidas de los precios".

Por último apuntó que "las irregularidades detectadas han dado lugar al inicio de diez expedientes sancionadores por parte del Servicio de Consumo, con multas por valor de algo más de 19.000 euros".