23 de mayo de 2019
  • Miércoles, 22 de Mayo
  • 9 de enero de 2008

    Huelva.- La Oficina Municipal de Información al Consumidor atendió 6.218 consultas y tramitó 496 reclamaciones en 2007

    HUELVA, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

    La Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) del Ayuntamiento de Huelva atendió el pasado año 2007 un total de 6.218 consultas, realizó 496 mediaciones y tramitó 496 hojas de reclamaciones, según dio a conocer hoy en rueda de prensa la concejal de Consumo, Carmen Céspedes.

    Del mismo modo, Céspedes informó de que la Junta Arbitral de Consumo admitió a trámite en 2007 hasta 37 solicitudes de arbitraje, de las cuales 26 se resolvieron mediante laudo, dos por mediación y otras dos pasaron a resolverse por vía judicial al rehusar al arbitraje los establecimientos implicados en la denuncia. En estos momentos, se encuentran siete solicitudes en tramitación.

    En este sentido, precisó que los temas que más preocupan a los consumidores están relacionados con los sectores de la telefonía, la vivienda, la electricidad, la banca y los seguros, tras lo que valoró "muy positivamente" la labor desarrollada por la Junta Arbitral de Consumo, un servicio que ofrece el Consistorio de la capital para resolver las controversias que surjan entre consumidor y empresario mediante un procedimiento extrajudicial "simple, rápido, eficaz y gratuito, con la ventaja de que la decisión de esta Junta tiene la misma validez que la resolución de un juez".

    Según indicó Céspedes, el Sistema Arbitral de Consumo "permite a las dos partes resolver las controversias sin gastos y sin necesidad de recurrir a los Tribunales de Justicia", aunque para ello es necesario que el establecimiento en cuestión esté adherido al Arbitraje de Consumo.

    Al igual que en temporada, en las rebajas todos los establecimientos están obligados a tener hojas de reclamaciones a disposición de los consumidores. Si transcurridos diez días el establecimiento no ha resuelto su reclamación, puede entregar la hoja de reclamación y los justificantes de compra en la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) más cercana a su domicilio.

    La responsable municipal de Consumo recordó que estas oficinas siguen un procedimiento administrativo reglado que consiste en mediar voluntariamente entre el consumidor y el empresario. Por ello, se recomienda al consumidor comprar en los establecimientos adheridos al Arbitraje de Consumo, ya que se han adherido a un sistema de resolución rápida de conflictos, gratuito para el consumidor.

    CAMPAÑA INFORMATIVA.

    Por otra parte, el Ayuntamiento de Huelva, a través de la Concejalía de Consumo, ha lanzado una campaña informativa en la que se contempla una serie de recomendaciones para los consumidores de cara a las rebajas de enero.

    En primer lugar, se recuerda lo que son unas rebajas, aquellas que el comerciante realiza con reducción de los márgenes comerciales como consecuencia del cambio de estación o temporada. Las rebajas, por lo tanto, son artículos de temporada con descuento en el precio y nada tienen que ver con los llamados 'saldos', que son la venta de productos en desuso o deteriorados, o las 'liquidaciones', que sólo pueden realizarse en caso de cierre de negocio o transformación del establecimiento.

    Entre las recomendaciones más importantes se recuerda que no sólo hay que fijarse en el precio, sino en la calidad del producto, extremo en el que Céspedes refirió que "una buena compra consiste en conseguir la mejor relación de calidad-precio". Asimismo, hay que comprobar que los productos están marcados con el precio anterior y el precio rebajado.

    Además, siempre hay que pedir la factura o ticket, ya que esa es la prueba de la compra y sin ella no hay reclamación posible, mientras que es muy importante saber antes de comprar si el establecimiento admite cambios o devoluciones, pues los comercios no están obligados a devolver el dinero al consumidor, según la ley del comercio minorista.

    Por otra parte, se recuerda que todos los artículos deben tener su correspondiente etiquetado, "una valiosa información donde se detalla la composición, el uso y el tratamiento que debemos dar al artículo, además de detallarnos el nombre y dirección del fabricante", según indicó Carmen Céspedes.