21 de octubre de 2020
26 de junio de 2018

Vigilante que colocó una cámara en el baño de sede de la Junta acepta un año y ocho meses de cárcel

Vigilante que colocó una cámara en el baño de sede de la Junta acepta un año y ocho meses de cárcel
EUROPA PRESS/ARCHIVO

HUELVA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El vigilante de seguridad de la sede de Mora Claros de la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía en Huelva capital que colocó una cámara en uno de los baños del edificio para obtener imágenes íntimas se ha conformado con a una pena de un año y ocho meses de prisión.

Este hombre fue detenido en junio de 2015 y puesto en libertad bajo fianza acusado de ocho presuntos delitos contra la intimidad tras colocar esta cámara en uno de los baños, hechos por los que el Fiscal solicitaba tres años y cuatro meses de cárcel.

Según reza en el escrito de conformidad, al que ha tenido acceso Europa Press, el acusado ha aceptado estas penas tras alcanzar un acuerdo de conformidad con la Fiscalía y la acusación particular después de reconocer los hechos, de declararse responsable de ocho delitos contra la intimidad y de consignar 21.000 para indemnizar a las víctimas.

A su vez, este hombre tendrá que pagar una multa de 1.375 euros, a razón de cinco euros diarios durante nueve meses, con aplicación de la responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago.

Se considera probado que este hombre, de 51 años, aprovechando la facilidad de movimiento y acceso a dependencias en el edificio a causa de su profesión, instaló una microcámara en un lugar discreto de uno de los aseos de las instalaciones de la mencionada Administración, de uso privado de los funcionarios y empleados de la misma; la encuadró para que captase las imágenes del inodoro y lavabos del mismo y la dejó activada, plenamente funcional y grabando en vídeo a cualquier persona que hiciera uso de los mismos.

Todo ello con el propósito de atentar contra la intimidad de quienquiera que los utilizase. En concreto, llegó a capturar imágenes de ocho personas utilizando el aseo para actividades de indudable carácter íntimo.

No consta que ninguna de las víctimas haya sufrido lesiones psíquicas como consecuencia del hecho, si bien se han sentido gravemente ofendidas al ver expuesta su intimidad y han reclamado las reparaciones, restituciones o indemnizaciones a que pudieran tener derecho.

Al acusado se le han intervenido los siguientes efectos, instrumentos y herramientas, como una microcámara, una tarjeta de memoria inserta en la microcámara y que contiene las grabaciones de vídeo antes descritas; un dispositivo de almacenamiento USB 16G, que contiene archivos de vídeo de contenido similar a los descritos, y dos discos duros, y el juzgado ha acordado su decomiso, ha adelantario el diario 'Huelva Información'.

Como responsabilidad civil, le impone una indemnización de 3.000 euros para cada una de las víctimas, hasta un montante de 24.000, de los que ya ha abonado 21.000.

Para leer más