17 de agosto de 2019
11 de enero de 2009

Innova.- CTA financia 46 proyectos de I+D de Energía y Medio Ambiente, con una inversión movilizada de 56 millones

SEVILLA, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA) ha aprobado la financiación de 46 proyectos de I+D+I relacionados con el sector de Energía y Medio Ambiente, que suponen una inversión movilizada de 56 millones de euros y un incentivo de más de 18,2 millones de euros.

Según la información facilitada por la entidad a Europa Press, este sector, calificado como estratégico por la Corporación, cuenta en la actualidad con 46 proyectos aprobados, de los que siete ya han sido finalizados, con un coste medio por cada iniciativa de 1,2 millones de euros y con un incentivo medio de 400.000 euros.

En este sentido, este sector cuenta con un peso creciente en la entidad, tanto por el número de iniciativas presentadas, ya que de los 212 proyectos aprobados desde su nacimiento, el 21,7 por ciento son de Energía y Medio Ambiente; como en los miembros incorporados, donde más del 26 por ciento de los 130 miembros pertenecen a dicho área o esta fuertemente ligados a éste.

Además, en estos proyectos colaboran 47 grupos de investigación incluidos en el Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (Paidi), que cuentan con un peso en el presupuesto del 24,3 por ciento, muy por encima del mínimo exigido por CTA del 15 por ciento. Según la entidad este dato es "significativo", ya que supone una señal de que "realmente les resulta útil la cooperación con los investigadores y contribuyen así a la transferencia tecnológica del mundo científico al tejido productivo".

Estas iniciativas están dirigidas a la resolución de problemas o necesidades concretas en distintos ámbitos vinculados a la sostenibilidad como es la búsqueda de combustibles no contaminantes, mejor aprovechamiento de la energía generada en parque eólicos, depuración y desalación de agua, nuevas técnicas de construcción más respetuosas con el medio ambiente o acciones destinadas a optimizar el desarrollo de las energía solar.

PROYECTOS

Además, el 28 por ciento de todos estos proyectos de gran envergadura son desarrollados en cooperación por dos o más empresas, un factor que la Corporación "valora especialmente para la concesión de incentivos", por el fortalecimiento del tejido productivo y el crecimiento de las pymes en el ámbito tecnológico que genera.

Entre los proyectos presentados se encuentran el uso del hidrógeno para integración de energía eólica, de Gamesa Energías Renovables, o como combustible para un vehículo eléctrico, de Santana Motor; además del desarrollo de generadores de energía eléctrica para el sector aeronáutico basado en pilas de combustible, de Hynergreen, filial de Abengoa.

También, se encuentran iniciativas centradas en la valorización de residuos procedentes de corte de piedras, de Granito de Los Pedroches y Cementos Kola, o de lodos, con Emaplicada e Ingeniería y Gestión medioambiental; así como sistemas de optimización para plantas desaladoras, con Befesa y Telvent, o para la fabricación células solares, de Isofotón. Asimismo, destacan proyectos como el de Isotrol y Endesa para la microgeneración y frío solar para climatizar edificios, o el de Iberdrola para la detección de fugas y para mejorar el funcionamiento en sistemas de red.

Además de estas firmas, también se encuentra desarrollando iniciativas de I+D+I compañías como Detea, Mac Puar Servicios Industriales, Gas Natural, Abengoa, Sando, Acciona o Cepsa.

SECTORES ESTRATÉGICOS

El sector de Energía y Medio Ambiente es uno de las seis áreas definidas como estratégicas par la financiación de proyectos por parte de CTA, además del Aeroespacial y Sectores Productivos, Agroalimentación, Biotecnología, Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y Sectores Emergentes.

CTA, desde su puesta en marcha en 2005, cuenta con 130 empresas miembros y unos 212 proyectos aprobados con 195,75 millones de inversión y 60 millones incentivados por la entidad. Además, en estos proyectos participan 209 grupos de investigación con cerca de un millar de investigadores y 37,2 millones de presupuestos.

El objeto principal de la fundación es promover la cooperación entre las empresas, y de éstas con centros públicos de investigación, en el desarrollo de proyectos empresariales de I+D+I. La Corporación concede incentivos a estos proyectos siempre que sean económicamente viables o socialmente necesarios y pone a disposición de las compañías un equipo dedicado a la búsqueda de otros recursos regionales, nacionales o europeos para financiar sus proyectos.

Es un requisito imprescindible que en el desarrollo de los proyectos que optan a financiación participen grupos de investigación andaluces para garantizar la transferencia "efectiva" de conocimiento científico y tecnológico desde el ámbito universitario al empresarial.