16 de octubre de 2019
2 de febrero de 2009

Innova.- Investigadores de la UCO crean una máquina que produce helado natural con menos calorías que los dietéticos

CÓRDOBA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El estudiante José Manuel Baena, de Ingeniería Técnica Industrial, dentro de la especialidad de Electricidad, junto a otro compañero de la Universidad de Córdoba (UCO), Juan Manuel Cívico, han diseñado un aparato que elabora helado natural "al instante", sin conservantes ni colorantes, y con menos calorías que los dietéticos.

Según indicó Andalucía Investiga en una nota, estos productos comenzarán a comercializarse este verano, una vez finalizadas las gestiones para patentar el invento y el proceso. De hecho, tienen previsto que sea en Córdoba donde se empiecen a vender los helados para luego extender su distribución a otros establecimientos de Sevilla y Málaga.

Así, explicó que el precio del producto rondará los 3,5 o cuatro euros y que cada helado, de unos 300 centilitros, aporta menos calorías que la mayoría de los que hay en el mercado. "En concreto, seis o siete veces menos que éstos y tres menos que los dietéticos", añadió Baena, inventor de la máquina.

De este modo, aclaró que sólo existe una marca alemana con un producto similar a este en calorías. Sin embargo, esta marca "usa edulcorantes en lugar de ingredientes naturales", aseguró el investigador y explicó que en su invento no se añade ningún tipo de azúcar o edulcorante.

Este tipo de postre se elabora en una máquina de medio metro de ancho por medio de alto denominada 'M16', debido a que han desarrollado 16 prototipos hasta llegar al aparato final. Tiene un recipiente para fruta helada y otro para yogur, los cuales mantendrán una temperatura constante de dos grados centígrados. Se trata de una de las pocas máquinas que produce helado de yogur instantáneo y a pequeña escala, puesto que, normalmente, éste procede de aparatos industriales, que lo congelan y lo distribuyen.

Por tanto, cuando el cliente decide tomar el postre y se lo solicita al camarero, éste pulsa un botón para que la máquina mezcle los sabores elegidos de fruta y de yogur, le dé el último toque de frío, y le transfiera la textura suave y cremosa, hasta que se obtiene el producto pedido. En total, el proceso tiene una duración de unos 15 segundos. A continuación, el dispositivo se limpia automáticamente en otros 15 segundos, con lo que está lista para dispensar otra unidad.