19 de marzo de 2019
  • Lunes, 18 de Marzo
  • 14 de enero de 2008

    Málaga.-Innova.-Junta diseña un sistema de pantallas para controlar incendios forestales, que se comercializará en breve

    MÁLAGA, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

    La Junta de Andalucía ha desarrollado un proyecto pionero de I+D+i para el control de incendios forestales, consistente en un sistema de pantallas. La patente está ya registrada y se empezará a comercializar de forma inminente, contemplando su expansión no sólo a otros puntos de España, sino también a países europeos con una problemática similar, como Grecia o Italia, o fuera del continente, tales como Estados Unidos o Australia.

    De igual modo, el dispositivo del Infoca en Málaga, tanto los vehículos terrestres como los medios aéreos, ya contará en la campaña de este año con esta nueva herramienta. Las lonas estarán almacenadas en los Centros de Defensa Forestal (Cedefo) de Colmenar, Ronda y la Estación de Cártama para su traslado inmediato a la posible zona afectada.

    El delegado provincial de Medio Ambiente de la Junta, Ignacio Trillo, señaló que este nuevo recurso es "un auténtico cortafuegos que para de golpe un incendio, independientemente de la altura de las llamas, del poder calorífico que irradien y de los kilómetros del frente, envolviendo el perímetro del fuego y evitando que se propague". "Su mayor eficacia estaría, por tanto, en los grandes incendios", apostilló.

    Trillo explicó que este sistema, fabricado en colaboración con el grupo industrial Hardtech Group, cuya elaboración ha tenido un coste de 125.000 euros y que aún no tiene un nombre comercial, ya ha sido probado tanto con matorral como arbolado. "Hace un efecto barrera y actúa como un auténtico cortafuegos, siendo enormemente efectivo", manifestó, ante lo que añadió que exigirá la formación del personal dedicado a la extinción de incendios, ya que "es fundamental la rapidez en la fijación de este nuevo recurso".

    MATERIAL.

    El material es "lo suficientemente ligero" para permitir su transporte e instalación en el monte, ocupando un reducido volumen, además de ser "muy resistente", siendo capaz de soportar temperaturas superiores a los 1.000 grados centígrados y también altas velocidades del viento, indicó en rueda de prensa el delegado.

    La longitud de estas pantallas será la que asegure el freno del incendio, el grosor es estándar, mientras que la altura también será acorde con la capa de combustible que arda. Trillo matizó que este recurso "dependerá de las características de cada incendio, tanto en altura como en longitud".

    Precisamente, este sistema cuenta con nuevos materiales totalmente ignífugos, fruto de la combinación de otros ya disponibles y del modo de unirlos. Permite, además, dos posibilidades: su instalación en cualquier momento y lugar para el ataque a un fuego o sobre infraestructuras fijas de carácter preventivo. Es, por tanto, una herramienta que podrá utilizarse tanto en el control de fuegos como en las quemas controladas, garantizando en estos casos, según Trillo, que "no haya ningún elemento de riesgo que propicie un incendio".

    Según el delegado, este sistema cambia los tratamientos selvícolas que se realizaban en el interior del monte para la prevención, tales como cortafuegos con grandes impactos visuales, que ahora podrán ser obviados al disponer de estas pantallas. Es, asimismo, una herramienta que refuerza la salvaguarda de las personas y los bienes que queden aislados en un incendio.

    EXPANSIÓN.

    El jefe de la Unidad de I+D+i de la Empresa de Gestión Medioambiental (Egmasa) de la Junta, Sergio Alcalá, afirmó que se prevé que, una vez que este sistema se haga extensivo en la provincia en la campaña de este año, en un plazo estimado de dos o tres años se extienda a gran parte del territorio nacional y a medio plazo vaya a otros países con una problemática similar a la malagueña.

    En cuanto al coste de comercialización, el director del proyecto, el ingeniero de Montes Valentín Ortiz, no supo precisarlo, aunque Trillo sí declaró que será "muy barato en cuanto a los daños que puede originar el fuego y el ahorro respecto a la duración del incendio o la utilización de un medio aéreo".

    DISPOSITIVO DEL INFOCA.

    Preguntado por la incorporación este año del personal del Infoca, el responsable de Medio Ambiente del Gobierno andaluz en la provincia de Málaga aseveró que dependerá del "grado de humedad de la vegetación".

    Reconoció que se está ante "un año nuevamente irregular", así como que "el cambio climático es una realidad en nuestro entorno", por lo que, "en cuanto aparezcan síntomas de riesgo en la vegetación, el personal que esté realizando prevención irá pasando a extinción".