5 de agosto de 2020
20 de octubre de 2008

Sevilla.- Innova.- El Centro Tecnológico Palmas Altas, con el 70% ejecutado, comenzará a funcionar en verano de 2009

El complejo contará con una pasarela, con acceso peatonal y carril bici, que se conectará con Los Bermejales por encima de la SE-30

SEVILLA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Centro Tecnológico Palmas Altas (CTPA), con una inversión total de más de cien millones de euros y que albergará a unas 3.000 personas, cuenta ya con un 70 por ciento de su planificación ejecutada, previendo su puesta en funcionamiento en el tercer trimestre de 2009.

En este sentido, las obras están siendo ejecutadas sin retrasos y se prevé que a principios del verano de 2009 comience el traslado de todo el mobiliario y el material necesario a la nueve sede de Abengoa, estando completamente operativo en torno a septiembre.

Tras su visita a las instalaciones, el presidente de Abengoa, Felipe Benjumea, subrayó la "fuerte apuesta" realizada por el desarrollo tecnológico en la ciudad por parte de la compañía, una apuesta reflejada en un centro tecnológico centrado en "el crecimiento sostenible y en la eficiencia".

De este modo, insistió en que este centro supone la puesta en marcha de "un nuevo modelo empresarial", en el que además de constituirse como centro de trabajo, tiene cabida otros servicios, como guarderías o restaurantes.

Por su parte, el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, recalcó la importancia de este "proyecto estratégico" para Sevilla, que se prevé sea foco de atracción para otras firmas, e insistió en que la consecución de esta iniciativa demuestra "que se está cumpliendo de forma fehaciente" con los compromisos realizados en el Plan Estratégico Sevilla 2010.

"Sevilla se convertirá en pilar del desarrollo tecnológico, donde este centro es su referencia a nivel internacional, como merece una multinacional sevillana", añadió.

Monteseirín indicó que toda la empresa que quiera instalarse en la ciudad o ampliar sus instalaciones tendrá "todo el apoyo" del Ayuntamiento y reiteró que la ciudad saldrá "con una mayor solidez de la actual coyuntura negativa. En este aspecto, apostó por el urbanismo productivo "para aguantar mejor que otros las dificultades".

TRANSPORTE SOSTENIBLE

El complejo, que se encuentra bien conectado por carretera, pretende primar el transporte sostenible, para lo que construirá una pasarela, que incluirá el acceso peatonal y un carril bici, y que conectará el CTPA con la urbanización de Los Bermejales.

Así, la pasarela, que se situará por encima de la SE-30 y tendrá una altura necesaria para el paso de los vehículos por debajo de ésta, se unirá a los otros accesos que plantea el parque como el acceso al tráfico rodado o la conexión mediante transporte urbano. Además, se realizará junto con la Agencia andaluza de la Energía un plan de movilidad para los empleados del centro.

El complejo, al que acudirán unas 3.000 personas diarias, de las que 1.900 serán empleadas por Abengoa, se ubica en un solar de 42.100 metros cuadrados y una superficie construida de 50.000 metros. Este espacio albergará siete edificios de entre dos y cuatro alturas conectados por una plaza central y con 1.500 plazas de aparcamiento subterráneas.

AHORRO ENERGÉTICO

El centro contará con la implantación de medidas activas y pasivas, como paneles fotovoltaicos, planta de trigeneración, pilas de hidrógeno, o la utilización de sistemas de climatización e iluminación eficientes, para reducir en un 50 por ciento el consumo energético, además de las emisiones de CO2.

Así, para aprovechar la luminosidad, los edificios estarán acristalados y en las zonas alejadas de las fachadas se colocarán atrios que favorecen su iluminación. Además, para prevenir el calor del periodo estival, las instalaciones se han realizado para que la exposición al sol de las fachadas orientadas al este y al oeste sea mínima, obteniendo mayores espacios de sombra entre ellos.

El centro contará con paneles solares fotovoltaicos, como cubiertas en los patios abiertos, y con un disco solar parabólico con motor Stirling, para generar energía que acumulará en una pila de combustible para ser utilizada por la noche.

Igualmente, se construirá una planta de trigeneración, que producirá simultáneamente electricidad, calor y frío para climatizar las oficinas, a través de un motor de gas natural, la energía térmica residual generada y una máquina de absorción. La refrigeración interior se realizará también mediante un sistema de vigas frías, que conducen en su interior agua fría que climatiza los espacios y reduce el consumo energético al evitar la utilización de otros mecanismos como ventiladores.