23 de noviembre de 2019
  • Viernes, 22 de Noviembre
  • 17 de octubre de 2019

    El Ayuntamiento de Benalmádena acuerda descartar la zona alta de Miramar como ubicación de la nueva mezquita

    El Ayuntamiento de Benalmádena acuerda descartar la zona alta de Miramar como ubicación de la nueva mezquita
    Reunión entre el Ayuntamiento, vecinos de Miramar y representantes de la comunidad musulmana. - AYUNTAMIENTO DE BENALMÁDENA

    BENALMÁDENA (MÁLAGA), 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El Ayuntamiento de Benalmádena (Málaga) ha acordado con vecinos y la comunidad musulmana descartar la zona alta de Miramar como posible ubicación de la nueva mezquita y ha reafirmado su compromiso de continuar la búsqueda del emplazamiento más adecuado para el edificio religioso.

    El alcalde de Benalmádena, Víctor Navas, junto a los concejales Javier Marín, Joaquín Villazón, Elena Galán y Juan Antonio Vargas han mantenido un encuentro con representantes de la comunidad musulmana del municipio y de los vecinos de la zona alta de Miramar.

    "Durante el encuentro los representantes de los residentes de la zona y de la comunidad musulmana han acordado descartar finalmente, dentro de las posibles ubicaciones barajadas para la nueva mezquita, la parcela ubicada en el entorno de Miramar", ha anunciado Navas.

    El alcalde ha explicado que "los problemas de movilidad y tráfico que podría generar en este entorno la construcción de la mezquita han sido el motivo para descartar finalmente esta posibilidad".

    En el encuentro se ha reafirmado el compromiso de la administración local de seguir buscando un emplazamiento más adecuado para el edificio religioso, "y que no genere problemas de movilidad o aparcamiento en el entorno".

    "La declaración de intenciones que aprobamos en el pleno, en la que nos comprometimos a buscar alguna parcela municipal para su cesión al colectivo musulmán para la construcción de una nueva mezquita, implica un estudio serio y concienzudo sobre las diversas posibles ubicaciones, y la búsqueda de un consenso firme sobre el proyecto con los vecinos de cada zona", ha puntualizado el alcalde.

    El regidor ha resaltado que Benalmádena es una ciudad abierta, ejemplo de convivencia, tolerancia y concordia entre más de 120 nacionalidades y distintas confesiones religiosas que cohabitamos en paz y armonía".

    "Siempre ha sido una constante en este Ayuntamiento contribuir a que Benalmádena siga siendo un municipio abierto y cosmopolita, como demuestra la construcción de un colegio noruego, danés o británico en suelo público; o un templo hindú, estupa budista e iglesias católicas en parcelas municipales", ha recordado el alcalde.

    Actualmente hay censadas en Benalmádena más de 2.200 personas procedentes de países de religión musulmana como Marruecos, Irán, Irak, Jordania, Siria o Egipto, además de otros países occidentales donde esta religión también se encuentra muy implantada.

    Una comunidad que ha crecido considerablemente en los últimos años, motivo por el cual presentaron un escrito realizando la solicitud de la parcela para la construcción de una mezquita más amplia.

    PP y CS, SATISFECHOS POR EL RESULTADO DE LAS NEGOCIACIONES

    El portavoz municipal del PP, Juan Antonio Lara, ha mostrado su satisfacción por el acuerdo alcanzado entre la comunidad islámica y los vecinos de Miramar por el cambio de ubicación de la parcela de la mezquita.

    Desde el PP han recordado en una nota de prensa que Lara ya se reunió tiempo atrás con representantes vecinales y de la comunidad islámica para buscar una solución, por lo que se congratula que "Navas aunque llegue tarde, haya buscado la fórmula del consenso".

    Asimismo, los 'populares' han instan al alcalde a dotar de mayores equipamientos a la zona de Miramar, de zonas verdes, culturales o deportivas para el disfrute de sus vecinos.

    Por otro lado, el líder de Ciudadanos en Benalmádena, Juan Antonio Vargas, ha mostrado su satisfacción por el resultado de las reuniones en las que ha participado el grupo municipal naranja.

    "Una mezquita en Miramar generaría serios problemas de movilidad", han subrayado desde la formación naranja en una nota de prensa, por lo que han indicado que el equipo de gobierno de PSOE e IU "deberá buscar otro emplazamiento".

    "Si finalmente el equipo de gobierno hubiera optado por Miramar, Ciudadanos hubiera votado en contra", ha señalado Vargas. Por eso, señala la formación naranja, "era necesario participar de forma activa en las reuniones para que "primase la convivencia", por lo que Ciudadanos no entiende por qué otras formaciones políticas se han mantenido al margen de dichas reuniones.

    Para leer más