13 de octubre de 2019
30 de agosto de 2009

La crisis afecta a las librerías malagueñas, que advierten de un descenso medio en su facturación del 20%

MÁLAGA, 30 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los libreros de Málaga estiman que en lo que va de año el descenso medio en su facturación, con respecto al ejercicio anterior, ronda el 20 por ciento, como consecuencia especialmente de la crisis económica. No obstante, esperan que la situación se estabilice y puedan cerrar 2009 reduciendo en algunos puntos esas pérdidas.

El presidente de la Federación Andaluza de Libreros (FAL), Juan Manuel Cruz, señaló a Europa Press que las ventas están siendo "flojas" en el verano, debido a "la bajada generalizada en el consumo, como ocurre en el resto de los sectores".

Quizá las ventas se estén salvando algo por títulos como la trilogía 'Millennium', de Stieg Larsson; 'La mano de Fátima', de Ildefonso Falcones, o 'Anatomía de un instante', de Javier Cercas, entre otros, o por las ediciones de bolsillo. Frente a estos 'bestsellers', las que más sufren la crisis son las librerías independientes y las pequeñas y medianas editoriales.

Al respecto, Cruz indicó que, ante la crisis, los lectores habituales, en lugar de renunciar a comprar un libro, optan por las ediciones de bolsillo, cuyo precio se reduce a más del 50 por ciento en comparación con las normales y con la ventaja de ofrecer "una calidad muy buena". "Hay una oferta extensa, tienen un gran calidad en la edición y, además, son asequibles a las necesidades de cualquier lector", expuso.

CAMPAÑA NAVIDEÑA

"Nuestra confianza es que la situación económica se estabilice y, aunque no aumente la facturación, al menos no siga descendiendo", manifestó el representante de la FAL, en referencia sobre todo al inicio del nuevo curso escolar y a la campaña navideña, una de las mejores del año para el sector. El objetivo es que esa disminución en los ingresos al finalizar el año se sitúe en "no más de un 17 o un 18 por ciento" con respecto a 2008.

Precisamente, pese a la crisis, las librerías cerraron 2008 con un incremento medio del tres o el cuatro por ciento en comparación con 2007. "Notamos los problemas económicos más tarde que en otros sectores y, aunque hubo pérdidas al final del año, se equilibraron con los resultados del resto del ejercicio", apuntó.

Tal y como resaltó, "no eran lógicos los consumos desmesurados de hace unos años, pero tampoco el descenso de ahora", a lo que añadió que "el libro ha sido siempre un artículo muy preciado como objeto de regalo", por lo que confían en que "siga siéndolo".

De todos modos, la situación por la que atraviesan los libreros malagueños es, según dijo el presidente de la FAL, "la misma que en el resto de Andalucía y de España e, incluso, en ciertos aspectos, algo mejor", y puso como ejemplos las ferias del libro de este año de Córdoba y Granada, donde "las ventas bajaron un 40 por ciento".

GRANDES SUPERFICIES

Preguntado por si la instalación en la capital de grandes superficies como es el caso de Fnac, ha afectado a las pequeñas y medianas librerías, Cruz consideró que en cierta forma ha podido hacerlo, aunque, a su juicio, este tipo de establecimientos suele suponer "una ampliación de la oferta". Además, agregó, "el lector habitual está acostumbrado a comprar en sus librerías".

"La apertura de estas tiendas, en definitiva, lo que hace es estimular a las librerías de siempre a seguir ofreciendo a nuestros clientes lo mejor que tenemos, a base de trabajo y esfuerzo, y esa puesta al día siempre es positiva", aseveró.

Por último, incidió en la necesidad de "ponernos las pilas", ya que el sector del libro "ha pasado a lo largo de la historia por muchas crisis; siempre hay una amenaza planeando sobre nosotros, pero siempre hemos sabido salir".