1 de abril de 2020
22 de octubre de 2014

Jueces y economistas abogan por una justicia "ágil" que ayude a la recuperación y dé respuesta a ciudadanos y empresas

Jueces y economistas abogan por una justicia "ágil" que ayude a la recuperación y dé respuesta a ciudadanos y empresas
EUROPA PRESS

MÁLAGA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Jueces y economistas han coincidido este miércoles en solicitar la mejora de la eficiencia de la justicia y en apostar por un sistema judicial "ágil y sólido" como una herramienta para ayudar a la recuperación económica, así como para poder atender la demanda de los ciudadanos y empresas que se ven inmersos en procedimiento judiciales de índole económico. Asimismo, han abogado por la formación continua de los profesionales.

Representantes de ambos colectivos profesionales se reúnen hasta este próximo viernes en Málaga en el II Congreso de Jueces y Economistas, que abordará, entre otras cuestiones, el blanqueo de capitales, la medicación civil y mercantil, la protección del derecho a los consumidores o la responsabilidad penal de los economistas y asesores fiscales.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Lorenzo del Río, que ha participado en la inauguración, ha indicado que en el aspecto mercantil, concursal y bancario "ha habido una reforma este último año con medidas de reestructuración de empresas en concursos, con mediación, incluso, para evitar la liquidación".

Del Río ha indicado que hay procedimientos "muy sensibles" en los que "las periciales y el mundo de la economía tienen mucho que decir", al tiempo que los jueces "necesitan tener unos conocimientos especializados".

En declaraciones a los periodistas, ha indicado que la justicia "no estaba preparada" para afrontar la situación económica que vino, "porque adolece de medios y de más jueces"; ni tampoco para "esta avalancha de procedimientos, sean concursales o bancarios", por lo que ha considerado que se necesita "un apoyo de refuerzo en muchos juzgados y el propio esfuerzo personal".

Ha asegurado que España "no es un país especialmente corrupto", pero ha indicado que "a los jueces se nos pide quizás más de lo que podemos dar" y "parece que la judicatura se está convirtiendo en una especie de último bastión para dar una respuesta". Ha considerado "muy importante una justicia ágil y sólida, que es lo que puede permitir que no se deteriore la imagen, que se refuerce el Estado democrático y de derecho".

Asimismo, en su intervención ha indicado que "el desbordamiento de la justicia y el déficit de recursos puede provocar que los procesos se prolonguen en el tiempo", por lo que ha estimado "básico salvar la desesperante lentitud y que concluyan en un plazo razonable", instando a la colaboración de las administraciones y apostando por elementos como los mecanismos de control de las instituciones públicas y privadas.

Ha lamentado que los casos "llegan a juzgados saturados, donde muchas veces no se tienen los medios, donde se necesita siempre contar con un refuerzo interno y también externo de profesionales para las periciales", asegurando que "cuesta trabajo" que los gobiernos sean sensibles.

"Todos los gobiernos, sean del signo que sean, todos los partidos, todas las instituciones tienen que ser conscientes de que la justicia necesita un apoyo porque sino no podemos ser capaces de dar una respuesta más ágil y más segura", ha indicado Del Río, quien ha recordado la importancia de esta justicia "razonable" para salir del contexto de crisis económica.

El presidente del Consejo General de Economistas, Valentín Pich Rosel, por su parte, ha asegurado que la justicia es un elemento "determinante" del Estado de derecho y también de la economía de mercado, "que requiere de una serie de variables que funcionen, de que haya órganos reguladores y también del sistema judicial".

Ha apostado por una inversión sostenible que necesita, ha insistido, "de un sistema judicial previsible, con un funcionamiento y una agilidad razonable" y ha instado a reflexionar sobre "si lo que hacemos, si lo que legislamos y su puesta en práctica, favorece el crecimiento económico", considerando que "más vale salarios poco razonables que la tasa de paro que tenemos", al apuntar que la situación actual es "delicada".

MÁS JUZGADOS

El presidente del Consejo Andaluz de Economistas y decano del Colegio de Málaga, Juan Carlos Robles, ha considerado que "aunando derecho y conocimiento económico desde luego se hará que sea más eficiente la justicia y que tenga la solvencia técnica en este ámbito de la economía". Así, ha vuelto a lamentar la "sobresaturación" de los juzgados y, en concreto, de los de lo Mercantil.

En este sentido, ha recordado que cuando una empresa entra en concurso "lo que necesita fundamentalmente es rapidez y agilidad en la gestión de su problema de insolvencia", considerando que si está, "como ocurre en los juzgados de Málaga", cuatro años de media dentro del procedimiento "al final no tiene pulmón suficiente para poder salir".

Ha indicado que el propio Consejo del Poder Judicial dijo hace unos años que "hacían falta 10 juzgados más de lo Mercantil en Málaga y sólo tenemos dos", lo que conlleva, ha insistido, "que muchas empresas no sean capaces de sobrevivir a un proceso concursal y acaben en liquidación, como ocurre por desgracia con el 96% de las empresas en el ámbito nacional".

"Es absolutamente esencial que en el ámbito de la economía y de la empresa los procesos sean ágiles, sean rápidos", ha asegurado Robles, quien ha apuntado que en el ámbito mercantil "estos juzgados son claramente deficitarios", aunque también ha confiado en la reforma de la legislación en esta materia y ha abogado por hacer los órganos judiciales "más eficientes con los sistemas de comunicación electrónicos y con la modernización de los procedimientos".

El vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Gerardo Martínez ha destacado la importancia de la formación continua en los jueces y magistrados, asegurando que dicho órgano es "consciente" de que la sociedad reclama cada vez más. En la inauguración han participado también el responsable de la Asesoría Jurídica de Unicaja, Francisco Jiménez, y la concejala de Economía de Málaga, María del Mar Martín Rojo.

La primera conferencia ha sido ofrecida por el presidente de la Sala Primera del Tribunal Supremo, Francisco Marín Castán, quien ha expuesto lo que está haciendo el alto tribunal en los asuntos que tienen que ver con la crisis económica, en concreto en la protección de los derechos de los consumidores en materia de compra de vivienda o contratos bancarios "que están generando mucha conflictividad en los juzgados".

Marín Castán ha asegurado que "siempre procuramos acertar" a la hora de dar una respuesta a los ciudadanos en sus demanda de justicia, "y fundamentalmente llegar a soluciones equilibradas que apliquen la legislación de protección de los consumidores de forma efectiva".