26 de septiembre de 2020
30 de mayo de 2008

La Junta quiere revisar la Ley Antitabaco para que los locales de menos de 100 metros cuadrados estén libres de humo

El número de jóvenes menores de 17 años fumadores aumenta un 12 por ciento entre 2003 y 2006 en Andalucía

MÁLAGA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero, expresó hoy su deseo de que se revise la Ley Antitabaco para los locales de menos de 100 metros cuadrados ante la baja voluntariedad de éstos de acogerse a la norma. Según la titular de este departamento, del total de estos locales a nivel andaluz, sólo el 10 por ciento está declarado como espacios libres de humos.

Afirmó en rueda de prensa que "hay que dejar que la ley se vaya desarrollando". "Hay dos líneas: prohibir en estos locales que se fume o incentivarlos para que se declaren libres de humo", agregó, al tiempo que matizó que esto podría conseguirse, por ejemplo, promocionando dichos establecimientos en guías turísticas de la Junta o de los ayuntamientos.

En este sentido, precisó que lo ideal sería que esta iniciativa fuese nacional, "pero ahora estamos estudiando esta cuestión en relación con Andalucía, sobre todo con folletos y formatos que se desarrollan aquí", aunque concretó que hay que tener en cuenta que "las personas que nos visitan usan las guías nacionales e internacionales", por lo que "no tendría mucho sentido si no llegáramos a un acuerdo general".

La consejera también explicó que el sector de la restauración alega para no acogerse de forma voluntaria a la ley que "o todos dejan de fumar, o todos permiten fumar o ninguno". "Desde este sector quieren que haya una norma que obligue a todos los establecimientos para que no haya competencia desleal", agregó.

Por otro lado y en cuanto al papel de los ayuntamientos para colaborar con esta ley, Montero matizó que los consistorios tienen competencias directas en el control de establecimientos, así como en la imposición si fuese necesario de sanciones por debajo de los 15.025 euros, aunque explicó que el comportamiento es desigual entre ayuntamientos.

Asimismo, resaltó que en el ámbito laboral "ha habido una aplicación bastante razonable y no hay denuncias por parte de otros trabajadores".

INSPECCIONES.

Montero informó de que desde el pasado 1 de enero del presente año se han realizado en Andalucía un total de 4.507 inspecciones en establecimientos hosteleros. El 61 por ciento de estos centros que fueron visitados por primera vez cumplía con la normativa, alcanzando el 82 por ciento de cumplimiento en la segunda en 803 casos.

De las 4.507, 389 se hicieron en Almería, 627 en Cádiz, 1.167 en Córdoba, 589 en Granada, 120 en Hueva, 221 en Jaén, 520 en Málaga y 874 en Sevilla.

Por otro lado, se han recibido 305 propuestas de sanción, de las que se ha ejecutado el 92,7 por ciento, habiéndose alcanzado en los primeros cinco meses del año el 65,3 por ciento del total de propuestas de sanción registradas el año pasado.

Con respecto a Málaga, de las 305 propuestas de sanción, un total de 74 fueron en la provincia malagueña, de las que se ha ejecutado el 90 por ciento. Además, se han realizado 520 inspecciones y se han interpuesto 66 sanciones.

TABACO ENTRE JÓVENES.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) celebrará mañana el Día Mundial Sin Tabaco bajo el lema 'Juventud libre de tabaco'. Según Montero, los jóvenes sufren una fuerte presión por parte de la publicidad y de las marcas de bajo coste. La idea es hacer una contrapublicidad.

Montero explicó que en 2006 el 27,7 por ciento de la población andaluza fumaba a partir de los 16 años, habiendo descendido dicho porcentaje con respecto a 2003, año en el que declaraban que fumaba el 32,7 por ciento. Málaga es la tercera provincia con menos población fumadora, ya que el porcentaje está en el 25,5 por ciento en 2006.

Por sexo, en 2006, el 34,1 por ciento de los que fumaban era hombres, cuando en el 2003 el porcentaje era del 37,6. En mujeres, hace dos años era el 23 por ciento, frente al 28 por ciento en 2003.

En cuanto a la juventud, Montero explicó que ahora hay más jóvenes que fuman antes de los 17 años, ya que en 2006 un 59,9 por ciento de la población andaluza fumaba, frente al 47,7 por ciento del año 2003.

El 28 por ciento de los jóvenes de entre 13 y 14 años ha experimentado en alguna ocasión con el tabaco, mientras que el 18 por ciento de las chicas y el 11 por ciento de los chicos de entre 15 y 16 años fuman a diario.

Asimismo, ha aumentado en número de ex fumadores, ya que en 2006 el porcentaje era del 17,7 por ciento y en 2003 del 14,9. Además, el 55,3 por ciento de las personas encuestadas declaraba en 2006 que no habían fumado nunca, frente al 52,4 que hizo esta afirmación en 2003.

Para la población joven hay unos programas impulsados por la Junta de Andalucía, como son los de deshabituación tabáquica, que cuentan con un abordaje específico y material de apoyo diseñado para estos grupos. Así, 940 jóvenes han tomado ya parte de esta iniciativa y 505 educadores.

Además, están otros programas como 'A no fumar ¡me apunto!', en el que participaron en el pasado curso 57 centros malagueños, 'Clase sin humo' y 'Déjalo, no empieces y gana', que han permitido que más de 75.200 jóvenes andaluces se hayan aproximado a los beneficios de no fumar.

Asimismo, hay otras iniciativas como un servicio telefónico denominado 'Quitline', del portal web www.hoynofumo.com, o el teléfono gratuito 900 850 300, del que más de 12.700 andaluces han hecho uso desde 2005. Además, se han firmado convenios con algunas universidades andaluzas para la prevención.

En lo que se refiere a recursos sanitarios, Andalucía cuenta con 34 unidades de apoyo para atención al tabaquismo y en todos los centros se dan consejos para dejar de fumar, de los que 497 ofertan programas personalizados y 214 terapia grupal. A lo largo de 2007 se atendió a un total de 390.000 andaluces.