25 de febrero de 2021
26 de enero de 2021

El Juzgado de Violencia contra la Mujer toma declaración este miércoles al sospechoso de rociar con ácido a su exnovia

El Juzgado de Violencia contra la Mujer toma declaración este miércoles al sospechoso de rociar con ácido a su exnovia
Foto de archivo de la salida de los juzgados de Fuengirola (Málaga) de 'El melillero', detenido por supuestamente rociar con ácido a su exnovia y una amiga. - EUROPA PRESS/ALEX ZEA

MÁLAGA, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 3 de Málaga tomará declaración este miércoles al sospechoso de rociar con ácido a dos mujeres, una de ellas su exnovia, en la localidad malagueña de Cártama.

Así lo han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), apuntando que esta declaración en este órgano judicial, que es el encargado de llevar a cabo la investigación de estos hechos, tendrá lugar a primera hora de la mañana.

Han recordado que el Juzgado de Instrucción número 2 de Fuengirola, en funciones de guardia, decretó el pasado 18 de enero el ingreso en prisión de este hombre, como principal sospechoso del ataque y ahora el de Violencia deberá ratificar o no el ingreso en prisión.

Los hechos por los que fue detenido este hombre, conocido como 'El Melillero', tuvieron lugar el martes día 12 de este mes de enero poco después de las 14.00 horas en Cártama. Al parecer las dos chicas estaban en el interior de un vehículo cuando se les acercó otro coche, en el que iba el presunto autor de los hechos, y les roció con un bote con ácido.

Ambas continúan ingresadas. Una de ellas, la exnovia, que fue trasladada hasta el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, continúa en estado muy grave en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) con un 45 por ciento de quemaduras; mientras que la otra sigue estable dentro de la gravedad en la Unidad de Quemados del Hospital Regional de Málaga.

El Juzgado de Fuengirola decretó la prisión del principal sospechoso detenido tras buscarlo las Fuerzas de Seguridad durante cuatro días y consideró los hechos como dos delitos de tentativa de homicidio, inhibiéndose a favor del juzgado especializado en delitos de violencia sobre la mujer, que, sin embargo, entiende que el ataque fue presuntamente premeditado, por lo que de forma inicial los hechos serían un intento de doble asesinato.

Además del principal sospechoso, la Guardia Civil detuvo a otras seis personas como supuestas colaboradoras, todas del ámbito familiar o de conocidos. Al respecto, el juzgado envió primero a prisión a dos de estos arrestados, uno de ellos con una fianza de 9.000 euros. A ambos y a otro detenido, una mujer que quedó en libertad, se les investiga por la presunta comisión de un delito de encubrimiento.

El hermano del principal sospechoso quedó en libertad sin cargos por la colaboración, al no poderle imputar este delito por su vínculo familiar. Hay un arrestado que no ha estado físicamente detenido en dependencias policiales, ya que se le dejó en libertad con cargos al principio de la operación por motivos de enfermedad y la edad.

Asimismo, el Juzgado de Violencia contra la Mujer ordenó la prisión para el último detenido, investigado por complicidad en dos tentativas de asesinato, imponiéndole como medidas cautelares la prohibición de comunicación con las dos víctimas por cualquier medio y una orden de alejamiento de 1.000 metros respecto de ambas.

JUICIO POR OTRO CASO DE MALTRATO

Además, este miércoles también está previsto el juicio a este hombre por un caso anterior por supuesto maltrato a otra expareja, a la que presuntamente golpeó y arrastró en una discoteca en 2016, tras lo que la amenazó en redes sociales y por teléfono. Será en el Juzgado de lo Penal número 13 de Málaga y a puerta cerrada, según ha decidido el magistrado.

En este caso, la Fiscalía solicita dos años y medio de prisión por unos hechos que, en concreto, sucedieron en agosto de dicho año. Según el escrito inicial del fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, la víctima, con la que el acusado tiene un hijo, estaba en una discoteca de Marbella (Málaga) y se encontró con él, el cual le pidió explicaciones del motivo de estar allí.

Se produjo una discusión entre ambos, en la que el procesado presuntamente "agredió --a la mujer-- dándole un puñetazo en la cara y tirándola al suelo", dice las conclusiones provisionales de la acusación pública, apuntando que, además, supuestamente "la agarró por el pelo y la fue arrastrando por los escalones de dicha discoteca".

La víctima logró escapar pero, al parecer, el acusado la alcanzó y la arrojó sobre el capó de un coche, donde "la agredió, dándole puñetazos en el cuerpo hasta que salió huyendo", señala el ministerio fiscal. Finalmente, la mujer se encontró con agentes de la Policía Nacional que la acompañaron a un centro de salud para tratarla de las contusiones que presentaba.

Además, según el relato de la Fiscalía malagueña, en los días siguientes, el acusado pidió perdón a la mujer, queriendo ver al niño; pero ante la negativa de ella "la volvió a llamar esta vez desde un número oculto y la injurió y vejó", diciéndole, entre otras cosas, "no vales para nada, te voy a meter un tiro que te voy a dejar inválida".

Asimismo, supuestamente, el acusado ha enviado mensajes a través de una red social en los que le decía; "te voy a sacar las tripas, el que te he mandado a tu casa no ha ido a darte besitos".