20 de septiembre de 2019
29 de noviembre de 2009

Una madre pide a la Consejería de Justicia que estudie las "negligencias" que su ex pareja comete con su hija

MÁLAGA, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

Una mujer ha denunciado ante la Dirección General de Oficina Judicial Juvenil y Cooperación de la Consejería de Justicia y Administración Pública "los insultos, coacciones, vejaciones y amenazas" que desde hace "muchos años" vienen padeciendo tanto ella como su hija por parte del que era su pareja y padre de la menor, así como las supuestas "negligencias" que éste comete con la niña.

La denunciante pidió en el escrito que estudien el expediente de la niña para que no le impongan "por parte de los estamentos judiciales aconsejados o auxiliados por otros operadores que colaboran con los mismos" tener que hacer unas visitas que ella "firmemente se niega a realizar". Además, insistió en que se investigue la incorporación e implantación de "la teoría del falso síndrome de alienación parental en Málaga".

El Síndrome de Alienación Parental (SAP), según relató la madre, se da cuando "nos quitan los hijos a la parte maltratada para darle la guarda y custodia al maltratador o al que abusa de sus propios hijos".

En el escrito, al que tuvo acceso Europa Press, la madre se dirige a la Dirección General de Oficina Judicial, Justicia Juvenil y Cooperación para presentar la sugerencia que le hace la Oficina del Defensor del Menor en Andalucía, dirigida por José Chamizo.

La mujer recoge que, tras una denuncia, la jueza sustituta y la fiscal convocaron una pericial para la niña y, una vez hecha, ésta salió del despacho de la psicóloga "con un llanto inconsolable, que no cesó hasta quedar dormida", por lo que la madre denunció el hecho ante el Defensor del Menor.

Así, después consta que aunque han pasado meses "la menor recuerda traumatizada" las valoraciones de la entrevista, fue un informe pericial donde se recogían tres de los puntos del Síndrome de Alineación Parental.

A la menor se le diagnosticó en el informe de Urgencias del Hospital Materno Infantil de Málaga una crisis de ansiedad tras acudir "con un llanto intenso y nerviosismo" y diciendo ella misma que "no quiere acudir a ver a su padre mañana, que no quiere verlo, que le ha hecho mucho daño y que le dice que la va a matar". Tras esto, la mujer interpone de nuevo una denuncia y le realizan a la menor un seguimiento en el centro de salud, donde también fue de urgencias por una crisis de ansiedad.

Tras una comparecencia en los juzgados, la mujer renunció a una orden de alejamiento por "negarse la jueza a concederla también a la niña", asegurando la madre que la pequeña "tiene menos recursos que yo para defenderse de una persona que la humilla, coacciona, ridiculiza, insulta, amenaza y que pone en peligro su seguridad tanto física como psíquica por mucho que sea su progenitor".

Posteriormente, interpuso de nuevo otra denuncia, en tanto que "se ha producido un escaso seguimiento desde los juzgados a la menor" y porque "todas las negligencias y malos tratos infringidos a la niña por parte de su progenitor no custodio se han hecho invisibles con la táctica cruel de responsabilizar a la madre, sin pruebas, de la negativa más que razonable y argumentada de la propia niña a realizar las visitas a su padre".

Un informe de salud mental de la Seguridad Social determinó que el hecho de cumplir las visitas provoca a la menor "angustia y mucho temor", puesto que, según el psicólogo, "en todo momento revive la situación de malos tratos emocionales".

PLATAFORMA LUNA

La denunciante explicó que existe un colectivo en Internet denominado 'Plataforma Luna', que surgió con la intención de reagrupar a todas aquellas personas que se estén viendo afectadas al haberle diagnosticado SAP.

Entre los objetivos principales de esta plataforma, se encuentran erradicar aquellos puntos de encuentro familiares donde se pueden producir situaciones de perjuicio para el menor, que sean gestionados por profesionales con formación adecuada y que los niños que hayan sufrido violencia o abusos no tengan régimen de visitas, entre otros. Además de conseguir que todas las periciales que se hacen a los niños se graben y se les dé una copia a los padres.