16 de septiembre de 2019
  • Domingo, 15 de Septiembre
  • 21 de septiembre de 2008

    Málaga.- UGT demanda urgentemente más personal en el Juzgado de lo Mercantil por el gran número de procesos concursales

    MÁLAGA, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El secretario de la Federación del Metal, Construcción y Afines de UGT Málaga, José Rivas, demandó de forma urgente más personal en el único Juzgado de lo Mercantil de Málaga dado el "gran número de procesos concursales que recibe", ya que esta situación conlleva, según dijo, a que los procesos "se alarguen mucho y los trabajadores sean los que sufran las consecuencias".

    Rivas manifestó que este juzgado tiene sobrecarga de trabajo "y hay trabajadores que llevan más de medio año sin cobrar sus salarios porque todavía no se ha resuelto el proceso concursal en el que está inmerso su empresa".

    En este sentido, recordó que en la primera semana de septiembre este juzgado ha recibido 25 procesos concursales, "la mitad de los que se registraron durante todo 2007". Asimismo, indicó que la mayoría de estos procesos provienen de empresas del sector de la construcción, "dado que es más fuertemente está sufriendo la desaceleración económica".

    Por último, el secretario general de la Federación del Metal, Construcción y Afines de UGT Málaga indicó que el sector de la construcción "está atravesando un periodo grave" y comentó que desde UGT "seguimos apostando por el plan de Viviendas de Protección Oficial (VPO) y la rehabilitación de edificios urbanos".

    El Juzgado de lo Mercantil de Málaga tenía en el segundo trimestre unos 180 los procesos concursales, de los que una treintena se refiere a personas físicas y el resto, a empresas, siendo un 50 por ciento de éstas pertenecientes al sector de la construcción.

    Según estimó a Europa Press el titular del juzgado, Enrique Sanjuán, la mitad del crecimiento que se produzca este año en el número de asuntos "es por la crisis", que se ha convertido en "un elemento no coyuntural" en el incremento de procedimientos que ingresa cada año el juzgado y que el pasado año se situó en torno a los 1.200.

    Así, apuntó que existe una carga de trabajo que "no se puede soportar" y aseguró que los retrasos que se producen en la tramitación de los asuntos incide en la empresa desde que se presenta el concurso hasta que se declara. "Más asuntos, nos lleva a más dilación en el tiempo y esto es peor para la empresa", apuntó.