21 de marzo de 2019
19 de enero de 2008

Málaga.- Vueling no operará la ruta de verano entre Madrid y Málaga, pero descarta que su decisión se deba al AVE

MÁLAGA, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

La aerolínea de bajo coste Vueling no operará en la próxima temporada de verano la ruta entre Madrid y Málaga que ha mantenido en dicha época durante los anteriores ejercicios, una decisión que, según indicaron, no se debe a la competencia de la nueva línea de Alta Velocidad entre ambas ciudades, inaugurada en diciembre.

Según explicaron fuentes de la compañía, la eliminación de esta conexión se tomó al finalizar la temporada anterior, por lo que la llegada del AVE a Málaga "no ha supuesto una modificación de los planes iniciales de la compañía", precisaron.

De hecho, en la propia página web de Vueling, en la que ya se ofertan los vuelos desde Málaga para la próxima temporada de verano, no aparece Madrid entre los posibles destinos, según señalaron a Europa Press.

La pasada semana la aerolínea Spanair ya adelantó que baraja una posible reducción de las frecuencias que mantiene entre Málaga y Madrid y, aunque descartaron que este descenso sea significativo, en este caso sí reconocieron que para la toma de dicha decisión están analizando el impacto de la entrada en funcionamiento de la línea del AVE.

Desde la compañía matizaron que este posible decremento se realizaría "sin sacrificar el nivel de conexiones tanto nacionales como internacionales que se vienen ofreciendo", aseverando que Spanair "está preparada para competir con el AVE", debido a que el producto que ofrece en la conexión entre Málaga y Madrid seguirá siendo eminentemente 'business', "con los mejores horarios para el pasajero de negocios".

También recordaron la "importancia" de las conexiones para esta ruta, al mover un gran mercado, por lo que mostraron su seguridad de que mantendrán "una cuota interesante" a pesar de la competencia del tren.

Sin embargo, admitieron que el crecimiento de Spanair en esta conexión "se verá afectado" por la competencia del AVE, aunque insistieron en que no se replantearán de forma significativa el número de frecuencias y recursos que dedican a la ruta. Así, la aerolínea estudia cómo llevar a cabo una mejora de los servicios y qué atenciones adicionales puede ofrecer a sus clientes.

Renfe espera que la línea de Alta Velocidad entre Málaga y Madrid alcance en 2008 un total de 1.650.000 viajeros y en 2009 los dos millones, cifra esta última que supondría duplicar el número de pasajeros que registraba el Talgo 200 que operaba esta ruta hasta la entrada en funcionamiento del AVE, con algo más de un millón de personas al año.

La compañía ferroviaria defiende que esta línea supone "una oferta excelente y sin fácil rival en el transporte", agregando que supera las condiciones del avión, por lo que espera alcanzar una posición de hegemonía en esta ruta, al igual que sucede en la Sevilla-Madrid.