20 de octubre de 2019
5 de septiembre de 2009

Marbella espera este mes los informes sectoriales de la Junta para que el PGOU sea aprobado en octubre

MARBELLA (MÁLAGA), 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Marbella (Málaga), Ángeles Muñoz, espera este mes los informes sectoriales de las diferentes delegaciones de la Junta de Andalucía para que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) sea aprobado por el Gobierno regional de forma definitiva en octubre, tal y como estaba previsto.

Muñoz aseguró, en declaraciones a Europa Press, que mantuvieron varias reuniones previas con diversas consejerías "y ahora nos encontramos a la espera de que finalicen los informes sectoriales, porque además, algunos de ellos son preceptivos y tendrán que incluirse en el plan".

Estos estudios estarán finalizados "en el menor tiempo posible", y añadió que el documento remitido a la Junta y que fue aprobado el pasado 29 de julio por el Consistorio marbellí, fue consensuado entre ambas administraciones.

Además, continuó Muñoz, "las recomendaciones que ya realizaron en la aprobación inicial, se recogieron en el PGOU". "Espero que sea cuestión de semanas y recibamos los informes sectoriales en septiembre", apostilló.

En este sentido, subrayó que el Ayuntamiento sigue trabajando "cada día" con los respectivos departamentos para ofrecer cualquier información adicional, "a fin de evitar retrasos en la elaboración de los informes que tienen que emitir las diferentes delegaciones de la Junta".

No obstante, la alcaldesa recordó que la aprobación definitiva depende del Ejecutivo regional, que tiene un plazo hasta el mes de diciembre para dar el visto bueno, aunque "el objetivo es que lo haga en octubre".

De hecho, Muñoz cedió en algunas de sus pretensiones, como la legalización de medio centenar de viviendas, entre las que se encuentra la urbanización Banana Beach, para aprobar un documento consensuado con el Gobierno regional y asegurar su aprobación definitiva.

El pleno municipal dio luz verde el pasado 29 de julio por segunda vez de forma provisional al PGOU, que obtuvo el apoyo de PP y PSOE y el voto en contra de IU y el ex edil socialista y actual concejal no adscrito, Juan Luis Mena, quien rompió la disciplina de partido, lo que provocó su renuncia como miembro de este grupo y su baja voluntaria en la agrupación de San Pedro Alcántara.