26 de mayo de 2019
  • Sábado, 25 de Mayo
  • 13 de octubre de 2010

    Muñoz y Zaldívar acuden a los juzgados para que se le notifique la apertura de juicio oral

    Muñoz y Zaldívar acuden a los juzgados para que se le notifique la apertura de juicio oral
    JON NAZCA / REUTERS

    MARBELLA (MÁLAGA), 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El ex alcalde de Marbella (Málaga) Julián Muñoz y su ex mujer Maite Zaldívar han acudido esta mañana al Juzgado de Instrucción número 1 marbellí para que les fuera notificada la apertura de juicio oral de la causa, separada del caso 'Malaya', en la que están acusados por presuntos delitos de blanqueo de capitales.

    El ex regidor ha llegado a los juzgados de Marbella sobre las 09.00 horas y ha salido apenas 10 minutos después por la puerta de atrás del edificio. La ex mujer de Muñoz llegó poco antes de las 10.00 horas y salió tras 15 minutos. También han acudido el hermano de ésta y otros dos acusados.

    En torno a medio centenar de periodistas se encontraban desde primeras horas de la mañana a las puertas de los juzgados de Marbella. Para este jueves día 14 está previsto que acuda la cantante Isabel Pantoja y otras cuatro personas también acusadas en este procedimiento para que se les notifique esta resolución, en la que en total se acuerda abrir juicio oral contra 10 personas.

    En el auto se fijan también distintas fianzas para asegurar las responsabilidades pecuniarias que "pudieran imponérseles" a los procesados. Así, la cantidad fijada para Muñoz ha sido de 7,4 millones de euros; mientras que la de Zaldívar es de 2,6 millones y la de la tonadillera asciende a 3,6 millones; dinero que deberán abonar en un día, a partir de la notificación.

    Asimismo, la resolución del juzgado, a la que tuvo acceso Europa Press, señala que de no prestar los acusados dichas cantidades se les embargarán los bienes suficientes para asegurar la suma impuesta por el instructor. En total, se ha solicitado unos 19,5 millones de euros a los 10 acusados.

    El juez ha acordado la apertura de juicio oral contra Muñoz por un delito continuado de blanqueo de capitales y otro de cohecho pasivo; y contra Pantoja, la ex mujer de Muñoz, el hermano de ésta y otras dos personas por un delito continuado de blanqueo de capitales. Además, también abre juicio contra otras cuatro personas por cohecho activo.

    Este auto de apertura de juicio oral se produce tras pedirlo la Fiscalía Anticorrupción en sus conclusiones iniciales, en las que solicita siete años y medio de cárcel para el ex alcalde al acusarlo de los delitos de cohecho pasivo y blanqueo de capitales.

    ACUSACIÓN

    La acusación señala que durante el tiempo que Muñoz estuvo vinculado con el Ayuntamiento de Marbella "logró enriquecerse haciéndose con un importante patrimonio", cuya cuantía total "se desconoce", aunque se estima en más de tres millones y medio de euros. "Parte de ese dinero lo ocultaba en el extranjero", se apunta.

    Para la Fiscalía, "en ningún caso" puede vincularse el origen del dinero a los ingresos conocidos, ya que, señala, mientras duró la convivencia del matrimonio Muñoz-Zaldívar --hasta aproximadamente finales de 2002 o principios de 2003, aunque la ruptura no se hiciera pública hasta celebradas las elecciones-- contaban "como único sustento económico, el procedente de las retribuciones de Julián Muñoz".

    Una vez disuelta la unidad familiar, explica el escrito, los ingresos obtenidos por sus distintos integrantes "tampoco permiten entender que con cargo a los mismos se hubiera nutrido el patrimonio exterior", sino, al contrario, señala, "es precisamente en ese momento cuando Muñoz va a desprenderse --en parte-- de los fondos que mantenía ocultos en el extranjero, haciéndolos llegar tanto a su ex mujer y su familia como a su nueva compañera sentimental", Pantoja.

    La Fiscalía sostiene que en un primer momento, Muñoz "se valió de su entonces mujer, Maite Zaldívar, sus hijas y su cuñado", también acusado. Aunque añade que "emplea la misma sistemática con su nueva pareja, Isabel Pantoja, escudándose en ésta para dar salida a los fondos generados y de procedencia presuntamente delictiva". Ambas, indica, "eran perfectamente conocedoras del origen ilícito de los fondos, puesto que sabían cuáles eran las fuentes de sus ingresos lícitos".

    Al mismo tiempo, precisa, las dos "conocían la implicación del mismo en numerosos procedimientos penales por delitos de corrupción administrativa de contenido económico", pese a lo que "se prestaron, cada una en su momento, para servir de cobertura al ocultamiento de los bienes y el dinero adquiridos ilícitamente por Julián Muñoz".

    La acusación pública mantiene que Zaldívar presuntamente habría blanqueado 1,3 millones de euros y añade que "no sólo ha contado con esa inyección económica procedente de los fondos que su marido ocultaba en el extranjero", sino que también tuvo dinero en efectivo, "que estaba, según sus propias manifestaciones, en su casa y que se llevó cuando decidió salir de su domicilio a consecuencia de la ruptura matrimonial".

    Para leer más