25 de marzo de 2019
  • Domingo, 24 de Marzo
  • 5 de septiembre de 2010

    Piden 5 años de cárcel para un hombre por provocar un incendio forestal cerca de un polvorín

    MÁLAGA, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

    La Fiscalía de Málaga ha solicitado cinco años de prisión para un hombre al que acusa de provocar en agosto de 2009 un incendio en el paraje Arroyo Tinajas-Cañaveralejo, de la localidad malagueña de Antequera, que tuvo varios focos, algunos de los cuales se localizaron cerca de un polvorín militar y de las vías del tren.

    Los hechos sucedieron el 13 de agosto del pasado año, según la calificación provisional del fiscal, que sostiene que el acusado tenía la finalidad de "originar un incendio y causar daños al medio ambiente", para lo que se dirigió hacia dicho paraje y utilizando un mechero prendió fuego a la masa forestal existente.

    De esa forma provocó los dos primeros focos en la cota más alta del arroyo y, posteriormente, según precisa la acusación pública en su escrito inicial, al que tuvo acceso Europa Press, con la misma finalidad ocasionó otros seis focos más en la zona más al este del paraje, en la cota media junto a la vía férrea Bobadilla-Ronda.

    El ministerio fiscal señala que varios de los focos del incendio "ardieron con gran virulencia" y estaban "muy próximos a la base del Ejército del Aire con sede en esa zona y con un polvorín militar", lo que ocasionó que la fuerza militar estuviera en alto nivel de alerta con sus propios retenes de bomberos activados.

    Asimismo, añade la calificación, otros focos se diseminaron a lo largo de las vías del tren, "impidiendo la circulación de ferrocarriles debido a la cercanía de las llamas". El incendio afectó a tres hectáreas de terreno forestal, compuesto de encinas, tomillo, aulaga, retama y pasto; y a 1,6 hectáreas de terreno agrícola.

    Ese mismo día por la noche, continúa el escrito, agentes de la Guardia Civil sorprendieron al acusado agachado entre unos arbustos cercanos al foco norte del incendio, por lo que comenzó a correr para huir. No obstante, los efectivos pudieron comprobar que éste llevaba un pañuelo negro tapándole la nariz y la boca.

    Además, tenía un mechero "aún caliente y con el depósito de gas a la mitad" en la mano derecha y cerca del procesado había un rollo de red fabricada de plástico con los bordes quemados y también calientes, apunta el fiscal, que acusa al hombre de un delito de incendio forestal.

    Para la extinción del fuego se utilizaron todo tipo de medio personales y materiales, ocasionando unos gastos de extinción, incluidas las pérdidas en productos forestales, de 4.380 euros, cantidad con la que la acusación pide que indemnice a la Junta de Andalucía.

    Además, solicita que pague 54.000 euros a una mujer por los daños ocasionados en su finca, ya que el incendio afectó a 84 olivos existentes. El juicio está previsto que se celebre por el procedimiento de la Ley de Jurado.

    Para leer más