8 de diciembre de 2019
20 de octubre de 2019

Piden nueve años para un hombre acusado de abuso de una menor que vivía en su casa para hacer un curso en Málaga

Piden nueve años para un hombre acusado de abuso de una menor que vivía en su casa para hacer un curso en Málaga
Ciudad de la Justicia de Málaga. Fachada - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MÁLAGA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia de Málaga tiene previsto juzgar la próxima semana, en concreto el jueves 24 de octubre, a un hombre para el que la Fiscalía solicita nueve años de prisión al acusarlo de presuntos abusos a una menor francesa que residía en su casa para hacer un curso de español en la capital malagueña.

Los hechos sucedieron en agosto de 2016. Según las conclusiones iniciales del fiscal, a las que ha tenido acceso Europa Press, la menor, de 14 años entonces, estaba temporalmente en España con un grupo organizado realizando un curso de español.

Su familia de acogida era el acusado, según el fiscal, condenado en 2008 por un delito de prostitución a una pena de dos años ya extinguida en ese momento; junto con su mujer y sus dos hijos menores, "habiendo transcurrido la estancia en un clima de confianza con todos los miembros propio de la convivencia familiar".

El día antes de la fecha prevista para que la menor volviera a su país, el procesado, acompañado de su hija de año y medio, empezó a hablarle en francés y en español, "insinuándole que se quedara unos días más en España disfrutando del calor y la playa y que la iba a echar de menos", señala la acusación pública.

En ese momento, "la rodeó con sus brazos atrayéndola hacia sí con fuerza y besándola en la cara, y realizando tocamientos, impidiendo que la menor se alejara", según sostiene inicialmente el ministerio fiscal, apuntando que le dio un beso en la boca. La menor pudo finalmente separarse del hombre.

La menor abandonó la casa inmediatamente "nerviosa y llorando", sin hacer caso a las llamadas del procesado para que volviera, dice el fiscal, señalando que esta situación provocó en la joven "el consiguiente sentimiento de temor e inseguridad".

Para la Fiscalía, se trata de un presunto delito de agresión sexual a menor de 16 años con abuso de superioridad, solicitando que se le imponga al acusado la pena de nueve años de prisión, prohibición de acercarse o comunicar con la víctima durante diez años y el pago de una indemnización de 3.000 euros por los perjuicio morales.