19 de enero de 2021
5 de diciembre de 2020

PSOE-A reclama al Gobierno andaluz 440 millones más y "menos contentar a Vox" en la educación andaluza

PSOE-A reclama al Gobierno andaluz 440 millones más y "menos contentar a Vox" en la educación andaluza
Beatriz Rubiño, portavoz de Educación del PSOE-A, en rueda de prensa - PSOE-A

Rubiño exige "que se ponga a trabajar" en la sanidad y evitar que la vacunación del COVID repita "el despropósito" de la de la gripe

MÁLAGA, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

El PSOE de Andalucía ha asegurado que la comunidad "necesita más inversión en su educación pública y menos publicidad, publirreportajes y autobombo" del presidente de la Junta, Juanma Moreno. Por ello, la portavoz de Educación del PSOE-A, Beatriz Rubiño, ha solicitado, al que ha catalogado como "gobierno 'fake' y desbordado" por la pandemia, 440 millones de euros más para el sistema andaluz de enseñanza "y menos contentar a Vox".

Así lo ha expuesto este sábado en rueda telemática desde la ciudad de Málaga, donde ha reivindicado las enmiendas planteadas por la formación en materia educativa para "complementar y mejorar un presupuesto insuficiente para 2021 que no satisface a la comunidad educativa ni permite afrontar los retos que plantea el coronavirus".

En concreto, ha explicado que la subida en 519 millones en la Consejería de Educación y Deporte reflejada en el nuevo presupuesto andaluz para 2021 "sólo es posible gracias a 329 millones aportados por el Gobierno de España y otros 331 millones de recursos europeos".

Además, ha advertido de que "poco sabemos" del destino del fondo estatal COVID específico para enseñanza, dotado con 384 millones de los que Educación ha recibido 145 millones, 61 millones han ido a Universidad y otros 70 "los han usado para reponer el propio fondo COVID de la Junta", ha dicho Rubiño, cuestionándose de qué van a hacer con los 107 millones que tienen por asignar.

La representante socialista ha lamentado el "brutal recorte" en innovación y evaluación educativa, la "falta de partidas provincializadas" en infraestructuras educativas y las "escuálidas" subidas previstas en formación del profesorado y, especialmente, en comedores escolares, transporte escolar y actividades extraescolares, que dejan, ha alertado, "en precaria situación a las empresas y trabajadores que prestan estos servicios complementarios educativos".

Frente a los "recortes" en la educación pública "acompañados por subidas irrisorias y totalmente insuficientes", Rubiño ha criticado que tanto Moreno como el consejero de Educación, Javier Imbroda, "muestran su verdadero rostro al subir los conciertos con centros privados en 20 millones de euros, buena muestra de los efectos del decreto de escolarización".

"Aquí se demuestran las verdaderas prioridades de la Junta de Andalucía", ha dicho la socialista, quien recrimina que está "más preocupado por contentar a Vox con disparates como el veto parental, y por reforzar la enseñanza privada, que en garantizar una educación pública y de calidad". Al respecto, ha aludido a que en los últimos tres presupuestos autonómicos PP y Cs, en alianza con Vox, han subido la aportación de la Junta a conciertos de enseñanza en 91 millones. "Y el próximo año veremos la subida de los conciertos en FP y Bachillerato, gracias a la orden de conciertos que el gobierno tiene en borrador", ha alertado.

Ante ello, la portavoz parlamentaria de Educación ha explicado que el grupo socialista plantea más de 30 enmiendas en materia educativa a los presupuestos de la Junta "porque lo que no hace Moreno Bonilla por la educación pública sí lo hace el PSOE andaluz liderado por Susana Díaz", y lo hace, ha señalado, con negociación y acuerdo con colectivos representativos del sector.

De este modo, ha destacado la petición de 150 millones para contratar refuerzos COVID en colegios e institutos hasta finales de 2021; planes de mejora en centros de enseñanza, con 80 millones para Infantil y Primaria, 70 millones para Secundaria, seis millones para conservatorios y escuelas oficiales de idiomas y 15 millones para instalaciones deportivas.

Las enmiendas continúan con medidas de climatización y refrigeración por 60 millones, y apoyo a comedores por tres millones y al transporte escolar y las actividades extraescolares por otros cuatro millones. Se contemplan además otras iniciativas de respaldo al funcionamiento de los centros educativos por 12 millones, a la formación docente por diez millones, a los programas andaluces de becas con cuatro millones. Cinco millones de euros para el fomento de la conciliación en escuelas infantiles, 8,5 millones para la mejora de las condiciones laborales de monitoras escolares, y otros cinco para la promoción del deporte, entre otras.

La representante regional ha reclamado desde el PSOE-A al gobierno "vago e indolente" de Moreno "que se ponga a trabajar", que escuche "la voz de los andaluces" reflejada también en las enmiendas socialistas al nuevo presupuesto y que "tome decisiones que mejoren la vida" en la comunidad.

EL GOBIERNO ANDALUZ "NO INTERÉS POR MEJORAR" LA CRISIS SANITARIA

En cuanto a la gestión de la crisis sanitaria, Rubiño ha exigido al presidente de la Junta "que deje de marear a los andaluces y tome decisiones", aportando al sistema sanitario andaluz refuerzos con "recursos que hay, porque los ha mandado el Gobierno de España para reforzar la sanidad", especialmente en Atención Primaria, según ha planteado.

"Que se pongan las pilas" en el fortalecimiento de la sanidad andaluza, de manera que la futura vacunación de coronavirus "no sea un verdadero despropósito como está siendo al campaña de la gripe", ha espetado la portavoz socialista de Educación, criticando lo sucedido en Granada con las vacunas.

En esta línea, ha lamentado que "se retrase más la adopción de medidas" sobre las restricciones en fechas navideñas previstas para el próximo día 10 de diciembre en un comité de expertos de la Junta que es "político puro y duro", ha reprochado Rubiño, aludiendo a que está integrado "básicamente por delegados territoriales de Salud como el de Málaga, que ha exhibido actitudes que sólo causan burla e hilaridad y no inspiran confianza". Así se demuestra, ha añadido, que el Gobierno andaluz "no tiene interés por mejorar la situación de la sanidad andaluza".