30 de octubre de 2020
13 de enero de 2010

Tribunales.- Un acusado dice que taparon y amarraron al vigilante de la gasolinera, pero que no querían matarlo

Los forenses señalan que la víctima tenía lesiones que requieren una presión del cuello

MÁLAGA, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un joven acusado de matar al vigilante de una gasolinera y robar en ella reconoció hoy que él tapó al hombre con una manta y que el otro procesado lo ató con un cable, aunque dijo que "nunca" quisieron matarlo y negó que lo agredieran o golpearan posteriormente. "Sólo queríamos amarrarlo para llevarnos el dinero", apuntó.

La Sección Novena de la Audiencia Provincial de Málaga comenzó hoy el juicio --que concluirá el próximo lunes día 18-- contra estos dos hombres acusados de los delitos de homicidio y robo con violencia, por los que la Fiscalía solicita en total para cada uno la pena de 16 años de prisión. Los hechos sucedieron en septiembre de 2007.

Según el fiscal, los dos fueron a la gasolinera para "apoderarse del dinero" que había dentro de la tienda y la cafetería. La víctima estaba sentada en el porche y fue abordado por detrás por uno de los acusados, que le echó una manta, mientras el otro lo ató con un cable, tras lo que supuestamente le golpearon y entraron a robar.

El primero de los jóvenes aseguró que durante el día había bebido mucho y fumado droga con el otro en casa de un amigo. Luego fueron a atracar la gasolinera y no supieron que había vigilante, que estaba enfermo, hasta que lo vieron. "Él me dijo hay un hombre, coge la manta, se la echas y yo lo amarro", declaró el procesado.

Insistió en que lo agarró por los hombros, pero "de frente", no por detrás como sostiene el fiscal y dijo que hubo un pequeño forcejeo, tras lo que ambos cayeron al suelo, al partirse la silla donde estaba el hombre. "No pensamos que pudiera pasarle nada porque no sabíamos que estaba tan malo", aseguró el acusado.

En la vista declaró como perito una médico forense que evaluó a este procesado, quien dijo que el joven es una persona "bastante sincera" y no tiene mucha capacidad para fabular, al tener un retraso mental leve. Aunque acepta órdenes sin cuestionarlas, aseguró que era "plenamente consciente" de lo que hacía.

Por su parte, el otro procesado ofreció una versión diferente, al asegurar que no le dijo al otro nada de la manta y que él no ató a nadie. Explicó que estuvieron fumando droga tras la gasolinera y al ver "una ventana de fácil acceso" decidieron entrar a robar. Aseguró que dijo al otro que esperara fuera, mientras él entró.

Aseveró que no vio a ningún vigilante, que no sabe "nada de mantas" y que el otro no le dijo nada hasta que estaban lejos. "Le pregunté por qué sangraba por la nariz y me dijo que había un hombre, le dije que si le había pasado algo y me respondió que no", aseguró, apuntando que se enteró de que la víctima había muerto "por la tele".

"Yo cogía las máquinas y me fui de allí escopeteado", admitió. Además, insistió en que el cable no era suyo y en que no amarró a nadie, al tiempo que dijo desconocer cómo es posible que su ADN esté en ese cable si él llevaba guantes puestos. Señaló que era consumidor habitual de drogas y que tenía dinero y trabajo entonces.

FORENSES

En la sesión de hoy también comparecieron los médicos forenses, quienes sostuvieron que las lesiones o infiltraciones hemorrágicas que presentaba la víctima en el cuello "requirieron de una presión", que podría haber sido leve, aunque no se puede determinar durante el espacio de tiempo en que se produjo.

Apuntaron que las enfermedades que el hombre ya tenía, tales como cáncer de laringe y obstrucción de arterias coronarias, facilitaron su muerte, pero por sí solas no la provocaron en ese momento. Además, reiteraron que con poner una manta encima "no se causan" las lesiones que presentaba.

En este punto, señalaron que las heridas que tenía en la cara podrían deberse a un forcejeo y las de la cabeza podrían corresponderse con la caída al suelo, aunque añadieron que también tenía en el tórax. Asimismo, detectaron piel del primer acusado en sus uñas, lo que demuestra que hubo "contacto".