20 de marzo de 2019
30 de enero de 2010

Tribunales.- Condenan a 45 años a tres hombres por intentar matar a otros tres sacándolos de la carretera

MÁLAGA, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia de Málaga ha condenado a tres jóvenes a 15 años de prisión a cada uno por un delito de homicidio en grado de tentativa, al intentar matar a otros tres hombres, sacándolos de la carretera con el coche. Además, deberán indemnizar con 10.000 euros en total a las víctimas por las lesiones causadas y con 2.700 euros al dueño del vehículo.

Los hechos sucedieron en abril de 2001, de madrugada, en el puerto deportivo de Estepona (Málaga) cuando, según la sentencia, se produjo una discusión entre uno de los procesados y otra persona no concretada con dos de los denunciantes, en la que el acusado le puso a una de las víctimas una motosierra sin encender en el cuello.

En ese momento, otro de los afectados salió en defensa de su amigo y empujó al acusado, que cayó al suelo, según la resolución, a la que tuvo acceso Europa Press, lo que provocó su enfado. Entonces, se montó en un coche con los otros dos procesados y siguió al vehículo de las víctimas que habían huido para no ser agredidas.

La Sala sostiene que la intención "inequívoca" de los procesados era "perseguir a los denunciantes para darles un escarmiento intentando sacarles o echarles de la carretera", así como "ocasionar la muerte" de éstos; de forma que "golpearon en varias ocasiones" la parte trasera del coche con su vehículo.

Ante esto, la víctima que iba en la parte de atrás del coche tuvo que acercarse a la parte media "temiendo que en la siguiente embestida acabaran con su vida", según la sentencia, en la que se precisa que en la persecución, los perjudicados abandonaron la autovía y se metieron en un carril estrecho y oscuro, por el que circularon a unos 80 ó 90 kilómetros.

En dicho camino, "fue nuevamente embestido por detrás" el coche de las víctimas, lo que provocó que el conductor perdiera el control y se empotrara contra un muro y que fueran alcanzados por el vehículo de los procesados, quienes "volvieron a arremeter" con el turismo, según la resolución.

Entonces, bajaron y comprobaron que los tres denunciantes "a pesar de la envergadura de la colisión", continuaban con vida, por lo que uno de los procesados volvió a esgrimir la motosierra, aunque huyeron del lugar al ver las luces de un coche que pensaron era de la Policía, señala la sentencia.

Para el Tribunal, se trata de un delito de homicidio en grado de tentativa, y no de asesinato, puesto que la acción "surgió en los tres procesados sobre la marcha", además de que la persecución "tuvo lugar con conocimiento de los tres denunciantes". No obstante, la Sala sí sostiene que perseguían "acabar con la vida" de las víctimas.

Tampoco se entiende que hubo un delito de amenazas por mostrar la motosierra, puesto que ese hecho forma parte de un "único comportamiento delictivo", ni otro de daños. Asimismo, rechaza todas las atenuantes o agravantes planteadas por las partes, excepto la de dilaciones indebidas.