8 de marzo de 2021
3 de junio de 2009

Turismo.- Trabajadores de Los Monteros se encierran en el hotel para protestar por el conflicto laboral

MARBELLA (MÁLAGA), 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los trabajadores del hotel Los Monteros, ubicado en Marbella (Málaga), permanecen encerrados en el establecimiento hotelero desde anoche, como muestra de protesta por el conflicto laboral que afecta a 180 empleados, tras seis meses sin recibir sus salarios.

Rodeados de pancartas con los lemas 'No queremos más vacaciones, queremos trabajar y cobrar', 'los trabajadores del hotel Los Monteros llevamos seis meses sin cobrar', unos 80 empleados convocaron una asamblea "permanente e indefinida" en las instalaciones del establecimiento como vía de presión ante "tanto engaño, mentiras y las agresiones sufridas" por parte del propietario del hotel, el empresario ruso Ernest Malyshev, según explicó el presidente del comité de empresa, José García Osorio.

En un primer momento se concentraron unos 80 trabajadores, aunque esta mañana una veintena se incorporaron a sus puestos de trabajo, "porque quieren cumplir con su obligación y cuando terminen se incorporarán de nuevo a la concentración", explicó la secretaria general del Sindicato de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOO de Málaga, Lola Villalba.

Los empleados tomaron esta nueva medida de presión después de que el propietario del establecimiento les remitiera un documento en el que señalaba que "la empresa a la que están adscritos los trabajadores, las Dunas Land, no tiene trabajo para efectuar en Los Monteros y se le ha rescindido el contrato de arrendamiento y explotación de este establecimiento", añadió Villalba.

Ante esta situación, los empleados presentarán una demanda de despido nulo "porque no tienen trabajo efectivo", añadió la responsable sindical, quien explicó que "lo más grave es que los trabajadores continúan vinculados a la empresa porque siguen dados de alta a la Seguridad Social y no pueden cobrar su prestación por desempleo ni tampoco reciben sus salarios".

Por otra parte, Villalba consideró "posible" el cierre del establecimiento hotelero, aunque la situación es "imprevisible". "Es todo un misterio, el propietario puede echar el cierre o intentar llegar a un acuerdo y normalizar la situación, que es lo que queremos", apostilló.

Por el momento, continuó, el empresario ruso "les ha dejado sin trabajo efectivo, les está estrujando sin pagarles y ha hecho todo lo que estaba en su mano contra los trabajadores".

Para el secretario general de la Federación de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOO-A, Gonzalo Fuentes, precisó que esta medida de presión en el interior del hotel "no es un conflicto contra los clientes, sino contra el propietario". Además, señaló que los trabajadores organizarán una concentración el próximo 12 de junio en la que se invitará no sólo a los representantes sindicales, sino también a los delegados de los establecimientos hoteleros de la zona. "Nos jugamos mucho porque si este hotel cierra, perderán los trabajadores, pero también, Marbella", concluyó Fuentes.

DECEPCIÓN DE IU

El concejal de IU Enrique Monterroso mostró hoy su "decepción por la falta de iniciativas gubernamentales tendentes a solucionar el conflicto que afecta a casi la totalidad de la plantilla del hotel haciendo cumplir la ley a la propiedad del establecimiento".

A este respecto, el edil dijo echar en falta una mayor implicación tanto por parte de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía, como de otras instituciones del Estado, ya que este caso puede afectar al futuro de las inversiones en el sector turístico andaluz y español "basado en movimientos especulativos y no en intereses estrictamente empresariales", apuntó.

"Hacen falta buenos empresarios en el sector para sacar adelante nuestra economía" señaló Monterroso, quien aseguró que "afortunadamente la actitud demostrada por los propietarios de Los Monteros no tiene parangón en el sector, sino que se trata de algo absolutamente excepcional".

Al mismo tiempo el edil de la coalición comentó que "la política de sanciones económicas a la empresa propietaria de Los Monteros por incumplimientos legales no está resultando efectiva", por lo que abogó por una actuación gubernamental que imponga la ley y siente a las partes a dialogar sobre la base de cumplir con los compromisos adquiridos, el abono de los salarios atrasados por parte de la empresa y normalice el acceso de los trabajadores a sus puestos de trabajo.

Pidió también a la población marbellí y al conjunto de los trabajadores una mayor sensibilidad y acercamiento al problema de Los Monteros "desde el convencimiento de que la situación que se está viviendo afecta no sólo a la imagen de la ciudad sino al sector turístico en general que se ve perjudicado por el conflicto no provocado por los trabajadores". "Los Monteros somos todos y hay que ponerse en el lugar de los trabajadores que sufren este desamparo para comprender su estado de ánimo", concluyó.