24 de enero de 2020
  • Jueves, 23 de Enero
  • 9 de diciembre de 2019

    Unicaja se adhiere en la Cumbre COP25 al compromiso de la banca española de reducir la huella de carbono

    Unicaja se adhiere en la Cumbre COP25 al compromiso de la banca española de reducir la huella de carbono
    Firma del acuerdo de la banca española, al que se ha adherido Unicaja, para la reducción de la huella de carbono en su cartera de clientes. - UNICAJA

    MÁLAGA/MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

    Unicaja Banco ha firmado este lunes, junto a más de veinte entidades financieras españolas, un acuerdo colectivo de acción climática, promovido por la Asociación de la Banca Española (AEB) y la CECA, por el que las entidades se comprometen a proceder en un plazo determinado a reducir la huella de carbono en sus carteras de crédito, de una forma susceptible de ser medida con criterios homologados internacionalmente, y en línea con los objetivos marcados en el Acuerdo de París, rúbrica que ha tenido lugar en el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25), que se celebra en Madrid.

    Las entidades financieras españolas se suman al 'Compromiso Colectivo de Acción Climática', impulsado por UNEP FI (United Nations Environment Programme Finance Initiative), ha informado Unicaja a través de una nota.

    Este acuerdo colectivo ha sido presentado en un acto celebrado este lunes en Madrid, en el Pabellón de España en el IFEMA, sede de la COP25, por el Presidente de la AEB, José María Roldán; el Director General de la CECA, José María Méndez; y el Presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO), José Carlos García de Quevedo, así como han asistido representantes de las entidades financieras firmantes.

    Los bancos firmantes se comprometen a desarrollar las metodologías necesarias para valorar el impacto que puede tener en sus balances la actividad desarrollada por sus clientes desde un punto de vista de preservación del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático, para así asegurar que sus balances están alineados con el Acuerdo de París y con el acuerdo español sobre el clima.

    El principal objetivo de ambos acuerdos es mantener la temperatura media mundial por debajo de 2 grados centígrados sobre los niveles preindustriales, y continuar los esfuerzos para limitar el aumento a 1,5 grados centígrados.

    Las entidades se proponen trabajar juntas y apoyarse mutuamente para desarrollar las metodologías necesarias para medir el impacto climático y han expresado su voluntad de hacer todo lo posible para adaptarse a las mejores prácticas y estándares internacionales en este terreno.

    El acuerdo recoge que, en un plazo máximo de tres años, las entidades habrán establecido y publicado los objetivos específicos del sector, basados en escenarios para la alineación de las carteras con los objetivos del Acuerdo de París.

    Tras la firma del acuerdo, ha explicado Unicaja en su nota, podrían comenzar a verse los primeros frutos de este compromiso en un año, pues los bancos se proponen publicar e implementar en ese plazo un conjunto de medidas, que tomarán en diálogo permanente con sus clientes, para fomentar el cambio hacia tecnologías, modelos de negocio y sociedades bajas en carbono y resilientes al clima.

    Cada entidad informará anualmente sobre su progreso individual y, cada dos años, sobre el progreso colectivo alcanzado en el desarrollo de este compromiso.

    Los bancos firmantes han anunciado que centrarán sus esfuerzos en los sectores, dentro de sus carteras, más intensivos en carbono y más vulnerables al clima, que son clave para la transición a una economía baja en carbono y para construir resiliencia en aquellas comunidades más expuestas a los efectos del cambio climático. Se proponen también involucrar a sus clientes en este proceso de transición.

    Unicaja Banco ha argumentado que impulsa desde hace años la protección del medioambiente, por lo que recientemente ha revisado sus criterios de actuación en esta materia, comprometiéndose a profundizar en el desarrollo y la promoción de actividades sostenibles específicas.

    El Grupo Unicaja Banco cuenta con una política en materia ambiental y de lucha contra el cambio climático integrada en su estrategia de Responsabilidad Social Corporativa (RSC), aprobada por el Consejo de Administración de la matriz.

    Se concreta el compromiso del grupo, en especial, con las finanzas sostenibles, y la toma en consideración en sus relaciones con los grupos de interés, en la gestión empresarial y en el diseño y en la comercialización de productos y servicios financieros, de criterios Ambientales, Sociales y de Gobernanza (ASG), alineados con los Principios del Pacto Mundial, la Agenda 2030, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la lucha contra el cambio climático.

    Todo ello pone de manifiesto la necesidad de fijar objetivos de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero para contribuir a la transición a una economía y sociedad bajas en carbono y sostenibles, en beneficio de todos los grupos de interés, particularmente de los clientes, y de la ciudadanía en general.