7 de marzo de 2021
27 de mayo de 2014

Absuelto del delito de agresión sexual el acusado de violar a una prostituta, condenado por hurto

GRANADA, 27 May. (EUROPA PRESS) -

La Sección Primera de la Audiencia de Granada ha absuelto al joven acusado de violar, robar y dejar encerrada en su propia casa a una prostituta que había contratado con anterioridad de los delitos de agresión sexual y detención ilegal que se le atribuían, aunque le ha condenado a nueve meses de prisión por un delito de hurto por sustraerle un televisor y un teléfono móvil.

La Fiscalía solicitó 15 años y medio de prisión para el procesado, Rubén L.M., que durante la vista oral negó haber agredido sexualmente a la mujer e indicó que ambos habían mantenido relaciones consentidas, por las que sin embargo no pagó porque tenía amistad con la prostituta, a la que conocía un mes antes de que ocurrieran los hechos objeto del juicio.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press y contra la que cabe recurso ante el Tribunal Supremo, se considera probado que Rubén L.M. acudió el 23 de mayo de 2013 al domicilio de la mujer, donde mantuvieron relaciones sexuales por las que el procesado abonó 200 euros.

Tras ausentarse por la mañana del domicilio y volver más tarde con alcohol y cierta cantidad de cocaína que ambos consumieron, Rubén L.M. se marchó de la vivienda y se llevó un televisor, un teléfono móvil y los 200 euros que con anterioridad había abonado a la prostituta, que posteriormente denunció los hechos por los que ha sido enjuiciado.

Una vez analizadas todas las pruebas practicadas en el procedimiento, incluyendo el hecho de que en la revisión médica a la mujer no se encontrara el "menor rastro" de las supuestas agresiones sexuales, la Sala concluye que no existe una "corroboración mínima" de las declaraciones inculpatorias contra el acusado y se carecen de elementos que prueben que abusó de ella sexualmente, de modo que le absuelve de este delito.

Respecto al robo, el propio acusado reconoció haberse llevado de la vivienda de la mujer un televisor tasado en 200 euros y un teléfono móvil de 150 euros, ambos recuperados en el domicilio de Rubén L.M., por lo que ha sido condenado a nueve meses de prisión.

Para leer más