7 de agosto de 2020
11 de julio de 2020

Absuelto en Jaén un ordenanza de la Seguridad Social acusado de defraudar más de 200.000 euros

Absuelto en Jaén un ordenanza de la Seguridad Social acusado de defraudar más de 200.000 euros
P.M.M. durante el juicio celebrado en la Audiencia de Jaén - EUROAP PRESS

JAÉN, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Sección Segunda de la Audiencia de Jaén ha absuelto a un ordenanza de la Seguridad Social, de 54 años, acusado de defraudar 206.759 euros a la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) a través de un negocio de cafetería que regentaba en La Carolina (Jaén).

La sentencia, a la que ha accedido Europa Press, recoge que los hechos no son constitutivos del delito de fraude a la Seguridad Social puesto que no se dio "ninguna clase de maquinación encaminada a defraudar a la Tesorería General de la Seguridad Social eludiendo el pago de dichas cuotas y conceptos".

En este sentido, el tribunal incide en que "no existieron
actos de ocultación de deuda o de los hechos generadores de la misma" ya que no se ha descrito "ninguna acción fraudulenta encaminada a falsear la realidad".

El acusado, P.M.M., declaró en el juicio que se hizo cargo del negocio de 2007 a 2012, al tiempo que ejercía como ordenanza de la Seguridad Social, lo que le supuso en 2013 una sanción de un mes de empleo y sueldo por no haber solicitado la compatibilidad de actividad con su puesto en la Administración.

Señaló que en 2012 dejó el negocio porque se dio cuenta que era "inviable" y que "no daba más más" y se lo dejó a sus dos hermanos porque estaban en el paro y querían hacerse cargo del negocio para tener un medio de vida y que acabaron también abandonando el negocio.

Los hechos, según sostenía Ministerio Fiscal y la Tesorería General de la Seguridad Social, que también está personada en la causa, se remontan a 2007 cuando el acusado comenzó a regentar la cafetería. De 2007 a 2012, dado de alta en el RETA, dejó de abonar a la Seguridad Social 131.911 euros.

Para Fiscalía, esta defraudación no fue un hecho aislado, pues el acusado, "a lo largo de los años, ejerció la actividad hostelera a través de testaferros, con la única finalidad de evitar los pagos correspondientes a la Seguridad Social", extremo que ha rechazado el tribunal al dictar una sentencia absolutoria.

En el juicio P.M.M. reconoció que pese a abandonar el negocio en 2012, siguió haciendo gestiones e incluso trabajando días sueltos en la cafetería porque él era el hermano mayor y quería "echar una mano" a sus dos hermanos, que en 2015 abandonaron también el negocio, por lo que éste pasó a una mujer declaró haber sido "engañada" ya que le habían "endiñado" un negocio que "no iba bien" y que arrastraba multitud de deudas tanto a la Seguridad Social como a proveedores.

Desde 2013 a 2016, la deuda total imputable ascendía a 74.845 euros, mientras que el importe total que adeudaba a la Seguridad Social asciende a 206.759 euros.

Por estos hechos, el Ministerio Fiscal reclamaba al acusado una pena de cuatro años y medio de prisión y multa de 449.071 euros. Además, como responsabilidad civil se le reclamaba que indemnizara a la Tesorería General de la Seguridad Social en 74.845 euros.

La sentencia absolutoria dictada por la Audiencia de Jaén no es firme y puede ser recurrida en casación ante el Tribunal Supremo.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Andalucía