25 de febrero de 2021
9 de junio de 2014

Los administradores no aceptan el ERTE en Pérez Giménez e insisten en la aprobación de un ERE extintivo

CÓRDOBA, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los administradores concursales de Laboratorios Pérez Giménez no han aceptado la aprobación de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para la plantilla de esta farmacéutica radicada en Almodóvar del Río (Córdoba), tal y como reclama el comité de empresa, e insisten en aprobar el expediente de regulación de empleo (ERE) extintivo ya acordado por el Juzgado de lo Mercantil número uno de Córdoba, a propuesta de los administradores, para 111 de los 151 trabajadores de los laboratorios.

Ese ha sido el resultado de la reunión que han mantenido este lunes ambas partes, según han informado a Europa Press fuentes del comité de empresa, las cuales han aclarado que dicha demanda de que se apruebe un ERTE y no un ERE extintivo era lo que habían acordado en asamblea, celebrada este fin de semana en la sede de UGT, los trabajadores de Pérez Giménez, los cuales, de acuerdo con el comité de empresa, ya avisaron de su intención de movilizarse si no se atendía su petición, razón por la que este martes se concentrará el comité ante el juzgado cordobés.

Entienden los trabajadores de Pérez Giménez que la aprobación del ERTE es lo adecuado, entre tanto se sustancia en la práctica la puesta en marcha de la empresa con sus nuevos dueños, tras haber adjudicado el Juzgado de lo Mercantil número uno de Córdoba los laboratorios a Global Aeronautic por once millones de euros y con la asunción de 40 contratos de trabajo, de entre los 151 empleados de la empresa.

La puesta en producción de nuevo de la farmacéutica, aún cuando no haya ningún problema en todos los trámites que aún restan para ello, puede suponer meses: de ahí que el comité de empresa demande la aprobación del ERTE, para que los trabajadores, que en algunos casos llevan dos años sin cobrar nómina ni prestación por desempleo alguna, puedan "cobrar algo" y así no se vean obligados a seguir recurriendo a la ayuda de familiares o de "la beneficencia para poder comer".

Por este motivo, los representantes de los trabajadores rechazan que se retrase o que se pueda cerrar sin acuerdo la negociación del ERTE que pretenden, no siendo aceptable tampoco para los sindicatos que se demore aún más la posibilidad de que los empleados cobren el desempleo si, como también han pretendido los administradores concursales, se recurriese ahora a un arbitraje o mediación laboral, en sustitución del periodo de consultas.