20 de septiembre de 2019
22 de junio de 2014

Aspramif trabaja ya en la búsqueda de empresa para la gestión de su residencia, que "está prácticamente acabada"

Las instalaciones, que incluyen también centro de día, están destinadas a personas con discapacidad gravemente afectadas y se ubican en el Bulevar

Aspramif trabaja ya en la búsqueda de empresa para la gestión de su residencia, que "está prácticamente acabada"
EUROPA PRESS/ASPRAMIF

JAÉN, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación para la Promoción y Atención a Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Aspramif) de Jaén confía en poner "cuanto antes" en funcionamiento la residencia y centro de día para personas con discapacidad gravemente afectadas que construye en el barrio del Bulevar de la capital. Está "prácticamente acabada" y trabaja en la búsqueda de una empresa con la que gestionarla conjuntamente.

En declaraciones a Europa Press, el presidente del colectivo, Ricardo Rocío, ha recordado que se trata de "un proyecto larguísimo" que se inició por 2003 con la cesión de los terrenos por parte del Ayuntamiento. La primera piedra se colocó en 2005 y no han faltado obstáculos que estuvieron a punto de dar al traste con un edificio que también ha sufrido modificaciones, de modo que "el resultado final poco tiene que ver con la primera idea".

"Cuando entré en la asociación como vicepresidente quisimos ver los planos y, luego, recorriendo las instalaciones nos dimos cuenta de que había cosas que antes parecían ideales, pero, siete u ocho años después, no tenían sentido", ha comentado poniendo como ejemplo la ampliación de espacios o la eliminación de pasillos para responder a las necesidades reales de las personas que los utilizarán. Así, se han ganado unos 500 metros cuadrados en la parte interior. Además, se han ampliado las plazas y habrá 18 en el centro de día y 24 en la residencia.

Eso supuso un reformado del proyecto que requería, entre otras cosas, una "inyección de dinero" que no tenían y que los dejó a un paso de enterrar el proyecto. Sin embargo, consiguieron seguir adelante gracias a la implicación de la propia Aspramif, la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Cocemfe), el Ayuntamiento de la capital y el Gobierno, que aportó unos 800.000 euros para la finalización de la residencia y su equipamiento.

"Está prácticamente acabada y estamos trabajando en la búsqueda de una empresa con experiencia que, junto a la asociación, la gestione porque la realidad es que nuestra infraestructura no nos permite hacerlo en solitario", ha añadido el presidente, quien ha apuntado que la intención es firmar "un convenio muy cerrado y pensado" que recoja sus objetivos.

En este sentido, ha explicado que la idea base es que "no fuera una residencia de mínimos, sino para personas con discapacidad gravemente afectadas" en la que también se hiciera realidad otra de sus reivindicaciones: la inserción laboral, de manera que puedan trabajar en ella empleados con alguna discapacidad, ya que las características del propio edificio lo hacen posible.

"No se trata de que entren por ser discapacitados, sino de que, teniendo la formación necesaria, tengan una puntuación añadida por esa discapacidad", ha apostillado Rocío, que ha recordado que la ratio que requiere este tipo de centros es "grande, de 1,2 cuidadores por residente".

REFERENTE

La "ilusión" de Aspramif es que "pueda estar funcionando a finales de este año o a principios de 2015", aunque son conscientes de que dependerá de cómo se desarrolle, además de las gestiones con la empresa, la importante labor administrativa para obtener permisos y el visto bueno de diferentes instituciones.

Al respecto, ha planteado la posibilidad de que primero abra sus puertas el centro de día. "Queremos echar a andar cuanto antes", ha incidido sobre un edificio al que se han destinado "unos 3,5 millones de euros" y que va a ser un "referente en Andalucía", ya que sólo en la zona occidental existen "tres o cuatro residencias, como mucho, con características similares".

El inmueble también albergará la sede de Aspramif, que se trasladará desde la calle Millán de Priego, y en el pliego correspondiente se incluirá como una de las condiciones que no tenga gastos. "La dejaremos en una mejor situación de la que está ahora, ya que hemos estado a punto de cerrar en varias ocasiones", ha dicho Rocío, para el que este tipo de proyectos "deberían asumirlos la administración" y ha valorado "el esfuerzo, la voluntad y el trabajo" que han dedicado para sacarlo adelante.