28 de noviembre de 2020
26 de octubre de 2020

Científicos desvelan los múltiples beneficios del ejercicio físico para personas con lupus

Científicos desvelan los múltiples beneficios del ejercicio físico para personas con lupus
Científicos desvelan los múltiples beneficios del ejercicio físico para personas con lupus - UGR

GRANADA, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de investigadores, entre ellos de la Universidad de Granada (UGR), ha presentado los resultados de un estudio sobre pacientes con Lupus Eritematoso Sistémico (LES), una enfermedad autoinmune sistémica que conlleva un alto riesgo cardiovascular, cuyas conclusiones ponen de manifiesto la importancia de preservar el fitness cardiorrespiratorio o capacidad aeróbica, siendo el ejercicio físico la mejor herramienta para ello.

El proyecto, iniciado en 2017, se titula 'Efectos de un programa de Ejercicio Físico sobre la Arteriosclerosis Subclínica y la Inflamación en Pacientes con Lupus Eritematoso Sistémico'. El objetivo era investigar los efectos de 12 semanas de entrenamiento aeróbico progresivo, individualizado y adaptado, sobre la rigidez arterial y la inflamación en mujeres con este tipo de lupus.

También se evaluaron los efectos sobre la condición física y variables como el cansancio, la depresión o la calidad de vida, habitualmente afectadas en estos pacientes.

Blanca Gavilán Carrera, investigadora de la UGR y del proyecto, explica que el estudio se realizó dentro del servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada y fue financiado por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.

El estudio, liderado por el médico internista José Antonio Vargas Hitos, supuso una colaboración entre expertos del área de ciencias del deporte de la UGR y de la Universidades de Almería, como Alberto Soriano Maldonado, y del área de la medicina de Granada, como Juan Jiménez Alonso, Juan Diego Mediavilla García y José Mario Sabio Sánchez.

Los resultados principales del proyecto indican que las pacientes que realizaron el entrenamiento incrementaron de forma sustancial la capacidad aeróbica respecto a otro grupo que tan solo fue informado sobre cómo debe ser un estilo de vida saludable.

La rigidez arterial y la inflamación no se vieron afectadas, por lo que sería una intervención segura que no afecta negativamente a estos factores de riesgo cardiovascular.

Otra publicación indica que este programa de entrenamiento fue capaz de reducir significativamente los niveles de cansancio, a pesar de que los síntomas depresivos, el estrés, la calidad del sueño o la calidad de vida no cambiaron sustancialmente respecto al grupo que no entrenó.

Además, el incremento de la capacidad aeróbica tras el ejercicio resultó ser parcialmente responsable de la reducción en el cansancio general observada tras la intervención.

Para leer más