19 de noviembre de 2019
14 de marzo de 2008

Córdoba.- El Hospital Reina Sofía hace un trasplante hepático a una niña de seis meses en código cero

CÓRDOBA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La niña de seis meses que se encontraba ingresada en el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba en código cero, a la espera de un trasplante hepático, recibió ayer el órgano procedente de un donante fallecido. La intervención se desarrolló sin incidencias destacables y ha durado cinco horas, pues comenzó a las 20.00 horas de ayer y acabó la 1.00 de hoy.

Según informó hoy el Reina Sofía en un comunicado, en estos momentos, la lactante se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos, sometida a ventilación asistida. Su estado es grave, la situación cardiorrespiratoria estable, no se han producido problemas destacables en el postoperatorio inmediato y la evolución de las próximas horas será clave para conocer su pronóstico.

La intervención a la que se ha sometido el bebé es de gran complejidad y se trata del segundo trasplante que recibe en el plazo de una semana. La pequeña presentaba una malformación hepática de nacimiento conocida como atresia de vías biliares.

Este último es el segundo trasplante de un donante fallecido al que se somete la niña, pues ya recibió hace una semana, el pasado 5 de marzo, un injerto hepático. Tras la primera operación, se registró una no función primaria del hígado, es decir, el injerto sólo funcionaba parcialmente, hecho que motivó la entrada de la pequeña en situación de código cero 48 horas después, el viernes 7 de marzo.

El código cero permite que cualquier órgano que se produzca a nivel nacional se pueda trasplantar en estos pacientes, siempre que sea compatible, debido a su estado de gravedad. Los criterios para entrar en código cero son la insuficiencia hepática aguda grave en ausencia de hepatopatía previa o retrasplante en los primeros siete días, salvo en receptores de menos de 15 años, pues para ellos se amplía hasta los siguientes 28 días.

Desde que la pequeña entró en código cero, las donaciones de hígado producidas no eran compatibles, hasta que en la tarde de ayer apareció un órgano que sí podría serlo y el equipo de trasplante hepático del hospital cordobés viajó en busca del órgano.

Finalmente, el hospital desea agradecer a las familias de los donantes el gesto generoso de la donación que ha permitido llevar a cabo los trasplantes, así como al equipo de profesionales que ha participado en dicha intervención y en la atención al bebé y, además, a los medios de comunicación, por colaborar con su trabajo en la promoción de la donación de órganos entre la población.