28 de noviembre de 2020
8 de agosto de 2007

Córdoba.- La Junta está a la espera de que perjudicados por el incendio del Muriano presenten sus planes de restauración

CÓRDOBA, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

El delegado de Medio Ambiente de la Junta, Luis Rey, recordó hoy que la administración autonómica está a la espera de que los perjudicados por el incendio originado en la base militar de Cerro Muriano, en Córdoba, presenten sus planes de restauración, en función de las cuales se determinarán las ayudas.

No obstante, en rueda de prensa, el delegado explicó que la Ley de Incendios Forestales de Andalucía dice que la responsabilidad de la restauración es de los titulares de las fincas incendiadas, si bien la administración podrá financiar con ayudas en función de las peticiones que se hagan.

Los propietarios tienen un plazo de ocho meses en presentar su plan de restauración, aunque las ayudas nunca irán ligadas al número de hectáreas quemadas. El delegado subrayó que por parte de la administración no se está negando posibles ayudas, sino que "lo primero que hay que hacer es solicitar y presentar planes de restauración donde se vean que daños ha habido en determinadas fincas".

De este modo, dijo que si la administración ambiental recibe una petición de titulares de fincas con planes de restauración especificando qué es lo que se le ha quemado "lo tendremos que tener en cuenta".

ORIGEN DEL INCENDIO.

En cuanto al origen del incendio, Rey informó de que están en fase de instrucción de todo el expediente y la causa, "aunque posiblemente se deba a restos de munición" en el campo de tiro de la base militar, no está aún determinada de forma exacta, ya que "está bajo la investigación del fiscal y cuando hay una investigación judicial el aparato administrativo se para a efectos de gestión".

El delegado insistió en que el campo de tiro tiene un plan de prevención de incendios forestales, que "puede ser que resulte insuficiente, por lo que habrá que tomar otras medidas que se deberán analizar".

De este modo, reconoció que "las medidas preventivas tomadas en este caso no han sido suficientes y no es que haya que hacer ahora cortafuegos de 250 metros, sino quemas controladas al lado de los cortafuegos para evitar que salga el fuego del interior".