23 de septiembre de 2019
  • Domingo, 22 de Septiembre
  • 18 de octubre de 2014

    Declara el día 24 como imputado el edil de Urbanismo de Benamejí por el caso de las dietas

    LUCENA (CÓRDOBA), 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El teniente de alcalde de Urbanismo del Ayuntamiento de la localidad cordobesa de Benamejí, Francisco Hoyos (PSOE), está citado a declarar el próximo viernes en calidad de imputado en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Lucena (Córdoba), como consecuencia del supuesto cobro irregular de dietas en el Consistorio benamejicense.

    Así lo han confirmado a Europa Press fuentes judiciales, que detallan que junto al concejal también se prevé que presten declaración como imputados dos funcionarios municipales relacionados con el servicio de Secretaría e Intervención del Ayuntamiento. La causa se sigue por la supuesta comisión de delitos de malversación.

    En concreto, en este caso, en el que está personado el PP, ya declaró en mayo el exalcalde socialista de Benamejí, José Ropero, quien presentó a principios de enero de este año su renuncia como regidor, además del acta de edil, por "problemas de salud", entre otros, debidos en parte a esta causa, según expresó el propio alcalde, quien ha estado unos 22 años en el cargo.

    Al respecto, José Ropero defendió que "no ha habido perjuicio económico" al erario público en el caso del supuesto cobro irregular de dietas en el Ayuntamiento local, en alusión a un informe del Tribunal de Cuentas tras la liquidación "sobre el posible daño" y que mantiene que "el daño patrimonial al erario público ha sido cero", según la defensa, al tiempo que destacó que "todas las cantidades indebidamente cobradas, según la Intervención, se han devuelto íntegramente".

    En su declaración como imputado en el Juzgado, Ropero explicó que "viajaba mucho" debido a la situación del Consistorio de Benamejí que "tenía problemas serios", según indicó su letrado, quien comentó que al exregidor le preguntaron por los viajes y la cantidad que devengaba en las dietas.

    De este modo, apuntó que su cliente "ha dejado claro que él no era quien tramitaba los expedientes y las cuentas se las daban hechas", según su abogado, quien señaló que "se ha causado un perjuicio a muchos funcionarios y trabajadores del Ayuntamiento", puesto que "hay 42 imputados, porque en las dietas se seguía el mismo criterio para todos", apostilló.

    "TODOS LOS BENEFICIARIOS"

    En concreto, a principios de junio de 2013, la Fiscalía Provincial pidió imputar "a todos los beneficiarios" que cobraron las dietas supuestamente irregulares en el Ayuntamiento de Benamejí, una circunstancia que implicaría a casi 40 personas. La Fiscalía remitió las actuaciones al juzgado decano de Lucena para su reparto, al tiempo que dio traslado al Tribunal de Cuentas a efectos de determinación de alguna responsabilidad contable.

    En su decreto, el Ministerio Público ya solicitaba que se indicara la persona que ostentó el cargo de secretario interventor desde 2002 hasta 2012 y reclamaba al Ayuntamiento benamejicense la documentación relativa a la fiscalización de los gastos, así como los decretos de ordenación del pago.

    Cabe destacar que fue el PA en Benamejí, que actualmente no cuenta con representación en el Pleno municipal, el que en verano del año pasado llevó el caso a la Fiscalía, que tras meses de indagar en la documentación aportada pidió al juez de Lucena que abriera una investigación penal para aclarar los hechos.

    Mientras, la denuncia en el plano político del cobro irregular de dietas en el Ayuntamiento de Benamejí partió del grupo de IU, que localizó una serie de errores en los formularios que se utilizaban para esos fines.

    Ante esta situación se puso en marcha una comisión de seguimiento sobre las dietas irregulares, que estudió el periodo comprendido entre 2002 y 2012. En total, se detectaron 74.084 euros pagados de manera supuestamente irregular por un grupo de casi 40 personas, entre técnicos y políticos.

    No obstante, el 95 por ciento de esos 74.000 euros son reembolsados por solo dos personas: el exalcalde José Ropero, y el concejal de Urbanismo. Entre los dos supuestamente se embolsaron más de 70.500 euros en dietas irregulares, de los que 49.676 corresponden al exregidor y 20.898 al otro edil.

    Para leer más