21 de noviembre de 2019
16 de octubre de 2019

Ecologistas lamenta la realización de maniobras militares navales sin medidas ante posibles impactos en especies marinas

SEVILLA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

Ecologistas en Acción ha denunciado que el día 7 de octubre comenzaron en el sur de la Península, entre Cádiz y Mar de Alborán, maniobras militares para ensayar la capacidad de respuesta de la Alianza Atlántica ante situaciones de crisis en el ámbito marítimo. Desde ese día y hasta el próximo viernes 18 de octubre más de 4.500 militares de 18 países participan en el ejercicio de la OTAN 'Dynamic Mariner/Flotex-19', además de 26 buques de superficie, dos submarinos y 21 aeronaves.

En una nota, los conservacionistas lamentan que este tipo de actividades se lleven a cabo sin tener en cuenta sus múltiples impactos en el medio marino, entre ellos el daño a especies marinas como los cetáceos, pues existen numerosos precedentes en todo el mundo de varamientos masivos de cetáceos ocurridos durante y tras un periodo de maniobras militares navales.

En España la organización ecologista ha resaltado dos casos. En primer lugar, entre los años 1985-2004, en las Islas Canarias, un grupo de investigación de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria estudió numerosas necropsias realizadas a zifios que vararon de forma masiva. Las investigaciones lograron relacionar su muerte con las maniobras militares realizadas en las islas de Lanzarote y Fuerteventura.

El segundo ejemplo se registró en 2006 en las playas de Almería, donde se recogieron varados cuatro zifios y un calderón. Una vez más, el equipo técnico y científico de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, con ayuda de miembros de Ecologistas en Acción Almería, determinó la muerte de estos animales a consecuencia de las prácticas navales.

En ambos casos se concluyó que fue el uso de sónares en maniobras militares, con frecuencias medias e intensidades superiores a 220 dB, lo que provocó la aparición de hemorragias multiorgánicas causadas por embolias grasas y gaseosas. Este daño podría ser causado tanto por la fuerte onda de presión del sónar como por una reacción de huida (comportamiento anómalo) que diera lugar a problemas de descompresión durante el buceo de los cetáceos.

A pesar de todo ello, se siguen realizando numerosas actividades --no solo maniobras militares-- que conllevan graves daños en los cetáceos, considerados bioindicadores de ecosistemas ricos en biodiversidad y calidad ecológica, y que tienen un papel fundamental como indicadores de los efectos del cambio climático en los océanos y mares.

Por todo ello, Ecologistas en Acción ha exigido que se tomen medidas para proteger a los cetáceos de este problema. En concreto, se ha propuesto extender la moratoria antisónar de Canarias al Mediterráneo y ampliar el Corredor de Migración de Cetáceos del Mediterráneo.

Para leer más