18 de agosto de 2019
  • Sábado, 17 de Agosto
  • 13 de septiembre de 2014

    Fiscalía pide una reforma legal respecto a la cadena de custodia de las muestras de sangre de conductores infractores

    GRANADA, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

       La Fiscalía de Seguridad Vial en Andalucía aboga por impulsar una reforma legal para evitar "indefiniciones" sobre la cadena de custodia de las muestras de sangre de los conductores infractores, una prueba fundamental en los delitos contra la seguridad vial, ya que está siendo "objeto de una invocación constante" por parte de las defensas de los acusados para anular la prueba al dictar sentencia.

        En la Memoria Anual de 2013 de la Fiscalía Superior de Andalucía, a la que ha tenido acceso Europa Press, el fiscal delegado para Andalucía, Luis Carlos Rodríguez León, alude a diversos juicios con trascendencia pública en los que se han planteado este tipo de cuestiones que deben ser objeto de "un análisis riguroso y servir de base para una reforma legal que evite planteamientos similares en el futuro".

       Como ejemplo se ha referido a algunas consideraciones hechas en el recurso de apelación de la Fiscalía de Sevilla contra la sentencia que un Juzgado de lo penal dictó en el caso del extorero José Ortega Cano, que fue absuelto en primera instancia de un delito contra la seguridad vial en su modalidad de conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas tras considerar la juez que se había roto la cadena de custodia de la sangre.

       Finalmente, la Audiencia Provincial de Sevilla estimó el recurso de la Fiscalía y la acusación particular, confirmando la condena de dos años y seis meses de cárcel impuesta al extorero por el accidente de tráfico en el que falleció Carlos Parra y le impuso también un delito contra la seguridad vial en su modalidad de conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas al considerar que "no se quebró" la cadena de custodia de la sangre extraída, cuyo análisis arrojó un resultado de 1,26 gramos de alcohol por litro en sangre.

       En este sentido, la Fiscalía de Seguridad Vial en Andalucía advierte de que la regularidad de la denominada cadena de custodia "viene a incidir de manera mucha veces decisiva en la existencia de prueba de la conducción bajo la influencia de alcohol por parte del acusado y permite que pueda tener lugar la correspondiente condena".

       "Nuestra experiencia señala la necesidad de establecer, bien en una norma, bien en un Acuerdo del Pleno de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, un criterio único y estable que evite estos problemas en el futuro", defiende Rodríguez León.

    PROBLEMAS COMUNES y MENORES

       Desde la Fiscalía de Seguridad Vial en Andalucía se apuesta también por dar una respuesta unitaria a una serie de "problemas comunes" en el conjunto del territorio.

       Entre ellos alude a una falta de estructura personal suficiente en las Secciones de Seguridad Vial de las fiscalías provinciales para abordar esta materia.

       Alerta además del "grave problema de control de causas penales que padecen todos los fiscales delegados por carecer de un sistema informático adaptado a las necesidades" de los casos de seguridad vial, así como de los problemas específicos en la aplicación de las normas penales.

       Por otra parte, la Fiscalía de Seguridad Vial muestra una especial preocupación por la incidencia que este fenómeno delictivo tiene en la actuación de los menores.

       En 2013 se registraron en el conjunto de la comunidad 579 asuntos por cuestiones contra la seguridad vial protagonizadas por menores, bien por velocidad excesiva; por conducción temeraria, bajo los efectos del alcohol o por no contar con el permiso de conducir, entre otros asuntos.