25 de agosto de 2019
  • Sábado, 24 de Agosto
  • 29 de noviembre de 2008

    Granada.- Junta finalizará a finales de enero las obras de la potabilizadora para abastecer a la zona de la Contraviesa

    Los técnicos estiman que esta infraestructura supondrá una inversión global de unos 300.000 euros

    GRANADA, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

    La Delegación de Medio Ambiente de la Junta en Granada prevé finalizar a finales de enero de 2009 los trabajos de construcción de la potabilizadora que se instalará en Castell de Ferro (Granada), y que servirá para solucionar los problemas de abastecimiento de agua en la zona de la Contraviesa, después de que este verano se optara por esta opción para evitar las restricciones registradas en años anteriores.

    En la actualidad se están desarrollando los trabajos de cimentación de la estructura, mientras que ya se han pedido a fábrica los elementos necesarios para su construcción, según informaron a Europa Press fuentes de la Delegación de Medio Ambiente.

    Esta iniciativa cuenta con el beneplácito de la Comunidad de Regantes, con quienes se ha llegado a un acuerdo para usar sus infraestructuras y poder transportar el agua desde el Guadalfeo hasta una balsa ubicada en Castell de Ferro y que también es de su propiedad.

    En esta balsa se almacenarán unos 53.000 metros cúbicos de agua, cantidad que según los técnicos coincide con el déficit del líquido elemento que podría sufrir esta zona durante el verano, instalándose allí la citada potabilizadora.

    "De este modo, se consigue que Gualchos y Castell de Ferro salgan del circuito de aguas de la balsa de la Contraviesa, lo que equilibrará el consumo de la zona", especialmente en verano cuando se duplica el número de habitantes de este núcleo poblacional, superándose las 4.000 personas.

    La Agencia Andaluza del Agua, a través de su gerente, trasladó en junio el proyecto a la Mancomunidad de Municipios de la Costa, que "también está de acuerdo", señalaron las mismas fuentes, que indicaron que el objetivo es tenerlo todo listo antes del próximo verano, cuando se prevén que puedan producirse las posibles restricciones.

    La otra alternativa que se barajaba era instalar una 'desalobradora' portátil en el pozo de agua dulce que existe en Castell de Ferro --al que le ha entrado una pequeña cantidad de agua del mar--, si bien los técnicos consideraron más viable la primera.

    Con esta iniciativa la Delegación de Medio Ambiente pretende ofrecer una solución a corto plazo a los problemas de abastecimiento que sufren los pueblos afectados, ya que la definitiva se localiza en la presa de Rules, que abastecerá a toda la costa.