5 de diciembre de 2020
27 de febrero de 2006

Granada.- El PP critica el "caos" que ha provocado la falta de medios de las administraciones para afrontar el temporal

GRANADA, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Partido Popular de Granada ha denunciado la "falta de previsión" del Gobierno socialista ante el aviso de temporal que conocían desde hace días, y que ha provocado el "caos" y que miles de conductores quedaran ayer atrapados en la A-92 y la A-44, así como en varias carreteras secundarias de la provincia.

En un comunicado remitido a Europa Press, el secretario general del PP, Antonio Ayllón, criticó la "nueva falta de previsión" del Gobierno, la Junta y la Diputación al "reforzar" los dispositivos del Plan de Emergencia por Nevadas, ya que a su juicio ha sido "insuficiente" el incremento de medios previstos por los tres organismos públicos con respecto al número de kilómetros de carreteras afectadas, "y que seguramente, ante una ola de frío, se traducirá en nuevos cortes de carreteras y ciudadanos incomunicados". "Los conductores han sido de nuevo victimas de la mala organización del Gobierno, ya que a pesar de que conocían el aviso de temporal por nieve, no se han provisto medidas para paliar la situación", explicó Ayllón, quien añadió que a pesar de los esfuerzos de los servicios de emergencia, los medios fueron escasos y cientos de conductores tuvieron que permanecer durante horas atrapados por la nieve en "una situación de absoluto caos y desconcierto, ya que hasta los teléfonos de información de la Guardia Civil se vieron colapsados".

Por todo ello, Ayllón criticó la incapacidad del subdelegado del Gobierno, Antonio Cruz, a la hora de coordinar los efectivos de manera eficaz, y recordó que a pesar de haber tenido una situación similar hace escasas fechas, el Gobierno socialista "no ha escarmentado y no ha cumplido, una vez más, con su obligación de prever los dispositivos necesarios para dejar libres las carreteras y en condiciones de seguridad ante un temporal de este tipo".

El secretario general del PP señaló que el deber de las administraciones es "adelantarse a los acontecimientos y ser previsores para que no se repita el caos", por lo que pidió al Gobierno que no vuelva a dar "ejemplo de incapacidad y falta de coordinación", sobre todo, en zonas tan importantes y con tanta atracción turística como es Sierra Nevada.