15 de noviembre de 2019
18 de febrero de 2009

Granada.- Sucesos.- Descubren un invernadero para cultivar marihuana en el sótano de una vivienda unifamiliar en Atarfe

GRANADA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha descubierto en Atarfe (Granada) un moderno invernadero-secadero para el cultivo de marihuana camuflado en el sótano de una vivienda unifamiliar y ha detenido al propietario, un hombre de 30 años, como presunto autor de un delito contra la salud pública.

En el invernadero los guardias civiles del equipo de Policía Judicial de Maracena han decomisado 91 plantas de marihuana en fase de crecimiento, y otras 176 plantas en fase de secado, según informó el Instituto Armado en una nota.

El descubrimiento del invernadero-secadero, el decomiso de la marihuana y la detención de su propietario tuvo lugar ayer por la mañana. No obstante, los agentes ya vigilaban el domicilio desde hace semanas, ya que el olor que salía de la casa, muy característico, les resultaba sospechoso.

Para verificar si en dicho domicilio se cultivaba marihuana, los guardias civiles comprobaron que los propietarios de la vivienda, a pesar de que contaban con un sótano de considerables dimensiones, siempre dejaban sus coches en la calle; y que las ventanas laterales de dicho garaje siempre estaban cerradas y los cristales habían sido tratados para que no se viera el interior.

Así, ayer por la mañana se interceptó al propietario de la vivienda y, tras una breve entrevista, éste accedió a que los agentes pudieran realizar un registro voluntario en el sótano de la casa.

Los agentes comprobaron que en el interior del sótano existía una construcción hecha con placas de escayola aparentemente sin puerta, ya que ésta estaba perfectamente simulada en la pared, y en su interior una habitación de unos 25 metros cuadrados forrada con papel de aluminio, dotada con luz artificial de alto voltaje, ventiladores, humidificadores y un complejo sistema de aireación.

Una tarima rodeaba la habitación y encima de la tarima había 91 macetas de 'cannabis sativa' (marihuana) de aproximadamente un metro de alto en fase de crecimiento, y otras 176 plantas colgadas de unas cuerdas para que se fueran secando.

Después de declarar acompañado por un abogado de oficio en las dependencias policiales del equipo de Policía Judicial en Maracena, el arrestado fue puesto en libertad y a disposición del Juzgado de Guardia de Granada.