19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 27 de febrero de 2018

    Ilunion atribuye a "un error administrativo" lo sucedido en la nómina de una empleada de Salud Responde

    JAÉN, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La empresa Ilunion Contact Center ha emitido un comunicado en el que atribuye a un "error administrativo" la causa de se haya descontado de la nómina la ausencia justificada de una operadora de Salud Responde para interponer una denuncia por acoso a la entrada de la oficina.

    La empresa ha dicho lamentar este error y se ha comprometido a "reintegrar la cantidad descontada", ya que la gestión de la nómina "se tramitó acogiéndose estrictamente a lo que estipula el convenio sectorial para este tipo de situaciones, ausencia justificada pero no reembolsable".

    La respuesta de la empresa se produce después de que el sindicato CSIF en Jaén haya criticado que a esta trabajadora de Salud Responde, que gestiona Ilunion, se le haya obligado a "recuperar las horas que perdió por ir a la Policía a denunciar a un presunto acosador" que la abordó en el trayecto de su casa al trabajo.

    Además, nada más conocerse el caso, desde Salud Responde se había instado a Ilunion, adjudicataria de este servicio de teleoperación, a que "en ningún caso se proceda a reclamar" el tiempo de trabajo que una empleada dedicó a denunciar en la Policía a un presunto acosador que la abordó en el trayecto de su casa al trabajo.

    Según ha explicado el sindicato, la pasada semana esta trabajadora de Salud Responde, que se encarga junto con otras empleadas a la recepción de llamadas del teléfono de la Mujer 016, salía de su casa para incorporarse a su turno de trabajo a las 7,00.

    "A la salida de su domicilio, un hombre comenzó a insultarla presuntamente. Asustada, la trabajadora se subió a su coche y el presunto acosador la persiguió con su vehículo hasta el centro de trabajo de ésta", ha afirmado para añadir que durante el trayecto por la avenida de Madrid "le da un toque en la parte trasera de su coche".

    La mujer llegó "al trabajo con un ataque de ansiedad, muy alterada por la situación y decide ir a la policía a interponer una denuncia", según ha apuntado CSIF, para el que es "ejemplar la actitud de la trabajadora, que no se intimida y, valiente, denuncia los hechos". Después de poner la denuncia, la trabajadora volvió a incorporarse a su turno de trabajo para ofrecer su ayuda a otras mujeres, ya que ella es una de las encargadas del teléfono 016.