19 de noviembre de 2019
16 de agosto de 2019

La industria cementera andaluza evita que 168.705 toneladas de residuos acaben en vertederos en 2017, un 6% del total

La industria cementera andaluza evita que 168.705 toneladas de residuos acaben en vertederos en 2017, un 6% del total
Manuel Parejo, Director Gerente de Flacema.FLACEMA - ARCHIVO

SEVILLA, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

La industria cementera andaluza evita anualmente que 168.705
toneladas de residuos acaben en vertederos, pero según ha informado la Fundación Laboral Andaluza del Cemento y el Medio Ambiente (Flacema)en una nota, las cementeras andaluzas podrían llegar a valorizar hasta 802.944 toneladas de estos residuos no peligrosos, lo que supondría casi un tercio de los generados en la región.

Según el director gerente de Flacema, Manuel Parejo, "esta cifra solo supone un seis por ciento del volumen total de residuos potencialmente valorizables" generados en Andalucía, que asciende a 2.812.405 toneladas.

"A pesar de que el sector cementero andaluz podría llegar a tener capacidad para casi multiplicar por cinco esa cantidad y valorizar hasta 802.944 toneladas" de residuos no peligrosos, como indica el informe 'Potencial de Valorización de residuos en Plantas Cementeras Andaluzas', que ha sido elaborado por el profesor de la Universidad de Sevilla, Rafael Salgueiro.

El porcentaje de sustitución de combustibles fósiles por residuos alcanzan niveles de entre el 60% y el 80% en los países europeos más avanzados económicamente y más responsables desde el punto de vista ambiental (Holanda, Países Bajos, Alemania, entre otros), mientras que en Andalucía este porcentaje se sitúa en el 24,8%. Por lo tanto esta solución, --recomendada por Europa como una de las mejores técnicas disponibles en los documentos BREF de fabricación de cemento--, "está actualmente bastante infrautilizada".

Manuel Parejo ha señalado que "es incomprensible" que con todo el potencial que tiene la valorización, y a pesar de estar recomendada por la Unión Europea (UE), "sigamos encontrando grupos que se oponen frontalmente a la misma, propiciando que los residuos acaben contaminando el medio en vertederos, emitiendo en muchos casos metano y restando competitividad a las empresas".

Entre los residuos potencialmente valorizables por las fábricas de cemento se encuentran los restos de poda, los lodos de depuradoras, los neumáticos fuera de uso, los aceites usados, plásticos, entre otros.

Las cementeras andaluzas, en el caso de aquellos residuos que no pueden ni reutilizarse ni reciclarse y que van a parar a vertederos, pueden contribuir desde un punto de vista ambiental a buscar una solución más responsable y recuperar la energía calorífica que contienen los residuos, para utilizarla en los hornos de sus fábricas. De esta manera podría paliarse en cierta medida, el problema de residuos que afecta a la comunidad.

La generación de residuos supone uno de los problemas ambientales más importantes que afectan tanto a España como a Andalucía. Concretamente en Andalucía, casi el 75% de los residuos no peligrosos generados a nivel doméstico e industrial, acaban en un vertedero.

La UE, en el Artículo cuatro de la Directiva 2008/98/CE, establece una jerarquía de cinco etapas para la gestión de los residuos que los Estados miembros deben aplicar de manera imperativa en sus países. La prevención de los residuos, como opción preferida, va seguida de la reutilización, el reciclaje, la recuperación --incluida la valorización energética-- y, por último, la eliminación segura de residuos (vertederos); esta última es considerada como la peor opción de todas desde el punto de vista ambiental.

Para leer más