24 de mayo de 2019
22 de marzo de 2008

Jaén.- Unas 80 reses recorrerán este año las calles de Beas de Segura con motivo de la fiesta de los 'toros ensogaos'

BEAS DE SEGURA (JAÉN), 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

La localidad de Beas de Segura (Jaén) acogerá entre el 22 y el 25 de abril sus tradicionales 'toros ensogaos', con los que se celebra la festividad de San Marcos y durante los cuales se soltarán unas 80 reses, de las que unas 40 serán machos y el resto becerras.

El presidente de la Hermandad de San Marcos, cuyo fin es programar y organizar estas fiestas, Pedro Maza, detalló a Europa Press que el martes 22 abril el comentarista taurino Ramón Miño ofrecerá el pregón de este año, tras lo que se abrirá paso un castillo de fuegos artificiales. Además, a lo largo del día los más pequeños se afanan por 'jugar al toro', diversión en la que imitan a los mayores representando al toro y al 'sanmarquero' ayudado por unos cuernos atados a un soguero y colgándose un collar.

El día siguiente, el conocido como 'San Marcos Chico', se lleva a término el primer desencajonamiento de reses mientras que en la jornada que comienza el día 24 los representantes de la Hermandad de San Marcos, acompañados por miembros de las distintas peñas, se desplazan a las ganaderías para el embarque de las reses en los camiones para su posterior suelta en el pueblo. Ese mismo día también se realiza la ofrenda de flores ante San Marcos.

Una vez que llega la tarde y con ella los camiones de las ganaderías al pueblo, se desarrolla el segundo desencajonamiento de reses en el que los animales se sueltan uno a uno de los camiones y corren seguidos de sus sogueros, no sin antes guardar un minuto de silencio en recuerdo de los 'sanmarqueros' fallecidos.

Al amanecer del último día de las Fiestas de San Marcos, que este año cae en viernes, se celebra la 'Diana Floreada' en la que los participantes recorren calles del pueblo "anunciado la hora de la salida de las reses para ser cascadas", es decir, el proceso de engalanado de los animales en el que se les ponen unos aparejos con bordados, lentejuelas y espejos hechos por cada peña y un collar de cascabeles. Tras la misa y la posterior procesión de San Marcos se vuelven a soltar los animales en el recinto cerrado hasta el anochecer.

El pueblo, de unos 5.000 habitantes, recibe durante estos días a numerosos turistas, sobre los que el presidente de la hermandad adelantó que "fácilmente" unas 15.000 personas pueden acercarse hasta la localidad para presentar estas fiestas que se celebran desde el año 1575 y que están declaradas de interés turístico andaluz.