29 de noviembre de 2020
27 de febrero de 2006

Jaén.- Gobierno y Junta acuerdan la valoración médica de los trabajadores de la FUA para reconocer su incapacidad

JAEN, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales y la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía firmaron hoy un protocolo mediante el que se establecerán actuaciones conjuntas dirigidas a la valoración médica de los antiguos trabajadores de la Fábrica de Uranio de Andújar (FUA) con el fin de que pueda servir de base para un reconocimiento de la incapacidad permanente de estas personas.

En el acto, que tuvo lugar en la Subdelegación del Gobierno en Jaén, el ministro, Jesús Caldera, explicó que esta iniciativa pretende demostrar que los fallecimientos y las enfermedades de estos trabajadores "son consecuencia" de haber estado expuestos a radiaciones ionizantes sin la protección adecuada durante los 22 años de actividad de la FUA, entre 1959 y 1981.

Este acuerdo contempla la constitución de un grupo de trabajo integrado por expertos que definirá las actuaciones más adecuadas para realizar esta valoración. En concreto, se estudiarán todas las pruebas diagnósticas y los informes de especialistas para la determinación del menoscabo funcional de estas personas, así como recabar la información necesaria sobre sus puestos de trabajo para valorar los riesgos de exposición sufridos por cada uno de ellos.

El ministro subrayó que la declaración de incapacidad permanente se realizará según "lo que indiquen los informes médicos" y, aunque recalcó que el Gobierno tiene "la voluntad expresa de resolver" este asunto, recordó que "se necesita unos instrumentos probatorios y unas acreditaciones específicas" que demuestren esa relación causa-efecto. En este sentido, la consejera de Salud, María Jesús Montero, afirmó que "no nos podemos inventar las evidencias científicas" para realizar la declaración y que lo que buscan ambas administraciones es "facilitar" el camino para conseguir esa demostración.

Montero señaló que la Junta está trabajando en este asunto desde 1995, cuando se inició una serie de exámenes "muy completos" en el hospital Reina Sofía de Córdoba que permitió formalizar la historia clínica de 52 trabajadores, con pruebas clínicas, radiológicas y de determinación de uranio en la orina.

En 2002, el hospital de Andújar realizó una nueva revisión a 48 trabajadores y 115 familiares, mientras que en 2005 se desarrolló un tercer estudio en Granada con 43 pacientes.

Como resultado de estas últimas pruebas, se ha detectado problemas respiratorios, cardiológicos y renales en los trabajadores, así como tres casos con tumores que ya han sido derivados a los centros sanitarios correspondientes.