24 de mayo de 2019
  • Jueves, 23 de Mayo
  • 22 de marzo de 2008

    Jaén.- El olivar ecológico reduce su presencia en la provincia y se sitúa en las 3.048 hectáreas

    JAÉN, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El olivar ecológico reduce su presencia en Jaén con 3.048 hectáreas "frente a las 4.000 que se llegaron a alcanzar en otros años", a pesar de lo que se sigue manteniendo a la cabeza en la clasificación de este tipo de cultivos en la provincia.

    En declaraciones a Europa Press, el delegado provincial de Agricultura en funciones, José Castro, señaló que la superficie total de cultivos ecológicos asciende a 53.398 hectáreas, de las que el olivar se sitúa en primera posición, seguido de pastos y forraje destinados a la alimentación del ganado ecológico.

    El total de 53.398 hectáreas es la superficie calificada como ecológica, de las que 27.458 "pueden certificar productos y sacarlos al mercado, es decir, están a pleno rendimiento". El resto se encuentra en alguna fase intermedia dentro de la fase de conversión que dura tres años.

    "Con esa cifra total, la agricultura ha subido este año casi al 10 por ciento del total y está situada en un nivel semejante al del resto de Andalucía", indicó Castro, quien señaló que el comportamiento en el olivar no sigue esa tendencia. "El olivar sí que ha subido en Andalucía y en Jaén, en cambio, ha disminuido a las 3.048 hectáreas actuales de las 4.000 alcanzadas en años anteriores", afirmó.

    EXPLOTACIONES AMPLIAS.

    Según añadió, las causas que subyacen a este hecho están en la complejidad del propio cultivo ecológico ante el convencional y explicó que la organización y las superficies amplias potencian su mantenimiento. "Sin embargo, con superficies aisladas, como pasa en las sierras Sur, Mágina o Cazorla es más difícil por la presión de sistemas de laboreo y prácticas convencionales", dijo Castro, quien puso como ejemplo a Córdoba, donde aumenta el olivar ecológico debido a que tiene zonas "más homogéneas".

    Por otra parte, el delegado aludió a otros factores como la "escasez" de una industria de almazaras dispuestas a recepcionar la producción o, en cualquier caso, su lejanía, lo que supone un sobrecoste para el agricultor.

    Así las cosas, destacó que "donde falta organización y el tamaño de la explotación no es muy grande es difícil para los tratamientos, transformación y comercialización" de este tipo de agricultura. Por ello, el Plan Andaluz de Agricultura Ecológica "plantea la base de la información y la formación".

    En cuanto a las actividades industriales que se dedican en la provincia a la agricultura ecológica, suponen 38 de las 410 que existen en total, lo que significa algo más del nueve por ciento. "También se corresponde la mayoría de olivar, ya que de las 38, 20 son almazaras", explicó Castro, que insistió que la necesidad de la convergencia, de modo que las ya existentes adapten una línea de recepción a la producción ecológica. "En darle cabida está futuro", concretó.