22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 2 de febrero de 2009

    Jaén.- La red albergues registra 42.193 atenciones, un 61 por ciento más que en la campaña anterior

    JAÉN, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La Red de Atención al Temporero para la campaña de recogida de la aceituna en Jaén registró 42.193 atenciones durante la actual temporada, una cifra que supone un incremento del 61 por ciento con respecto a la anterior.

    Así lo explicó rueda de prensa la delegada del Gobierno andaluz, Teresa Vega, que compareció junto con el subdelegado del Gobierno central, Fernando Calahorro, tras reunirse con los alcaldes en cuyos municipios hay albergue de la red. En el encuentro realizaron un análisis del funcionamiento de este dispositivo "único en Andalucía" y se perfilaron las singularidades de esta campaña.

    Entre ellas, aludió a la "llegada masiva de inmigrantes temporeros muy por encima de la de otros años" a lo que se ha sumado una oferta menor de empleo puesto que en las distintas localidades ha habido un número importante de personas en los tajos que antes no lo existía, por lo que consideró que los efectos de la crisis han sido "palpables".

    "El dispositivo realizó 42.193 atenciones, lo que en porcentaje supone un incremento del 61 por ciento más que en la campaña pasada", señaló Vega, quien informó de que el dispositivo ya está clausurado con el cierre de los albergues de Andújar y Villanueva de la Reina. En su opinión, se ha dado una respuesta "ejemplar y modélica", si bien comentó que "la situación requiere un replanteamiento y un cambio de modelo" desde el enfoque de diferenciar el flujo en el mercado laboral y la atención social.

    En este sentido, explicó que se quiere implicar a las administraciones local, autonómica y central para crear junto con los actores implicados, como empresarios y sindicatos, un nuevo modelo que responda a la nueva situación y en el que cada uno asuma su propia responsabilidad. Para ello, la Junta, en colaboración con la Subdelegación, ha planteado un plan de acción que en su primera fase supondrá un estudio detallado y riguroso por parte de una empresa externa, al que seguirán dos jornadas técnicas para abordar el asunto, de modo que finalmente, se llegue a la próxima campaña con la preparación y los instrumentos necesarios.

    Calahorro señaló que en ellas deberá clarificarse, entre otras cosas, el marco jurídico sobre si se debe o no ofrecer alojamiento y en caso de que así sea, quién y cómo; las necesidades reales de mano de obra temporal, para lo que se volverá a poner en marcha la comisión provincial de seguimiento y coordinación de los movimientos migratorios, así como el papel de cada administración.

    "Hay que separar la situación sociolaboral de la atención socioasistencial", según insistió el subdelegado, quien añadió que no se trata de un problema de poner sobre la mesa más o menos recursos sino de reflexionar para encontrar el mejor modelo, entre los que se analizarán algunos ya existentes como el de la fresa en Huelva.

    En la misma línea se pronunció la delegada del Gobierno andaluz cuando destacó que la red de albergues "funciona bien en su dimensión y puede seguir" haciéndolo, aunque hay situaciones que distorsionan determinados mecanismos y que deben ser clarificados. Asimismo, afirmó que la solución que se adopte debe ser compartida también con las provincias limítrofes. "Por medios no va a quedar, pero se trata de hacer un modelo del que nos sentamos orgullosos", apostilló Calahorro.