23 de enero de 2020
  • Miércoles, 22 de Enero
  • 18 de diciembre de 2009

    Junta firma la próxima semana con 30 entidades financieras el programa "más potente" para resolver el stock de viviendas

    JAÉN, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, Juan Espadas, anunció hoy que la próxima semana firmará con más de 30 entidades el programa "más potente que hay ahora mismo en España", por el que se destinarán 1.000 millones a préstamos reintegrables que permitirán reducir hasta un 40 por ciento la cuota hipotecaria y que permitirá resolver el "principal problema económico", como es el de digerir el stock de viviendas.

    Espadas recordó que ya alcanzaron un acuerdo con promotores, constructores y entidades financieras para el desarrollo de un "producto financiero atractivo a los compradores", algo que se firma la semana que viene, de manera que, según refirió, "se lleva el martes al Consejo de Gobierno el convenio y se firma a continuación", especificó a preguntas de los periodistas en Jaén.

    Además, indicó que está diseñada la campaña de comunicación que lanzarán para informar de esta medida a partir de los primeros días de enero y recalcó que todo ello "va a permitir un volumen de recursos importantes, en este caso, son mil millones de euros que pueden dar respuesta a más de 70.000 viviendas de stock".

    "Todas las esperanzas están puestas en esta medida, en que este producto funcione y anime la demanda, lo que tendrá una incidencia inmediata en términos de empleo", fundamentó Espadas, quien agregó que en la medida en que este proyecto salga adelante permitirá también "el engrase de la puesta en marcha de más promociones de vivienda protegida".

    Además, subrayó que son medidas "para que se digiera el stock y así se engrase la maquinaria para la construcción de nuevas viviendas", aunque en esta ocasión serán "viviendas que se necesitan y a precios que se puedan pagar".

    A inicios de noviembre, la Junta de Andalucía, a través de las consejerías de Economía y Hacienda y Vivienda y Ordenación del Territorio, anunció la puesta en marcha de una línea de préstamos reintegrables, dotada con 1.000 millones de euros, con el que se quiere incentivar la venta de unas 75.000 viviendas en Andalucía y que permitirán reducir hasta en un 40 por ciento la cuota hipotecaria mensual durante los ocho primeros años de hipoteca.

    La consejera de Economía y Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, explicó que se trata de una medida "coyuntural" y "voluntaria", que se podrá aplicar hasta el 31 de diciembre de 2010 como máximo, basada en un instrumento financiero, esto es, la concesión por parte de la Junta de Andalucía, de préstamos personales reintegrables, que harán descender la cuota hipotecaria hasta en un 40 por ciento, y que oscilarán entre 9.000 y 15.000 euros de ayuda, en función del perfil del comprador.

    De esta forma, se abrió un plazo de un mes para que las entidades financieras y los promotores interesados puedan adherirse a esta medida, para poder empezar a aplicarla a partir de enero de 2010. Esta medida pretende "desbloquear la existencia de vivienda libre en stock sin vender".

    Martínez Aguayo indicó que para poder optar a esta medida, que tiene un carácter totalmente "voluntario", se deben dar una serie de condicionantes, de forma que el precio de la vivienda será como máximo el valor hipotecario del inmueble, esto es, de la hipoteca concedida al promotor, de forma que puede suponer una rebaja del precio en torno al 20 por ciento. El límite del valor hipotecario se fija en 245.000 euros y debe tratarse de una primera transmisión de viviendas que deben estar ya construidas o terminadas antes del 31 de diciembre de 2010.

    Además las entidades financieras garantizarán que financiarán al adquirente el cien por cien del precio de la vivienda, por lo que no será necesario dar entrada para la compra de una vivienda. Esa financiación por parte de las entidades financieras se dará en una serie de condiciones, como un plazo máximo de amortización de 30 años, un tipo de interés máximo del Euribor+1 y habrá una carencia de tres años en el pago de la hipoteca, tiempo en el que se pagan intereses pero no capital.

    PRÉSTAMO PERSONAL

    La Junta aportará a cada comprador un préstamo personal, concedido en condiciones de mercado, complementario del hipotecario concedido por la entidad financiera, que se desembolsará mensualmente a partir del cuarto año de la vida de la hipoteca y permitirá reducir "sustancialmente" el pago de la cuota de la hipoteca en un período de cinco años, hasta el octavo año de vida de la hipoteca.

    Al noveno año, la ayuda reintegrable se sumará a la principal del préstamo, sin que suponga una novación y la entidad financiera devolverá a la Junta la ayuda desembolsada. También en el noveno año, el comprador deberá reintegrar la aportación de la Junta, que se incorporará al principal de su hipoteca y se amortizará durante su vigencia. No obstante, las entidades financieras deberán ingresar en la Tesorería de la Junta, de una sola vez al inicio de este ejercicio, los 1.000 millones aportados, junto con los intereses devengados.

    De esta forma, el comprador "afrontará el pago de una cuota mensual reducida durante los ocho primeros años de hipoteca, los tres primeros años por la carencia del crédito hipotecario y los cinco siguientes por el crédito personal que concede la Junta de Andalucía".

    En Andalucía afloraron 68.037 viviendas libres en stock, a través de la web puesta en marcha por la Consejería de Vivienda, para que promotores y entidades financieras pudieran registrar los inmuebles que tuvieran en stock en Andalucía.