15 de septiembre de 2019
  • Sábado, 14 de Septiembre
  • 6 de junio de 2018

    Cs no espera cambios con Arellano y Gálvez y exige a la Junta un 2% del PIB para infraestructuras en 2019

    Cs no espera cambios con Arellano y Gálvez y exige a la Junta un 2% del PIB para infraestructuras en 2019
    EUROPA PRESS

    SEVILLA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El presidente y presidente de Ciudadanos (Cs) en el Parlamento andaluz, Juan Marín, ha dicho este miércoles que no espera "ningún cambio" en la gestión del Gobierno andaluz con Antonio Ramírez de Arellano al frente de la cartera de Hacienda y Administración Pública o con Lina Gálvez como nueva consejera de Universidad y Conocimiento, al tiempo que ha avanzado que el objetivo de Cs, si negocian las cuentas andaluzas para el 2019, será que se destine un dos por ciento del PIB a infraestructuras.

    En rueda de prensa, al hilo de los cambios en el gabinete de Susana Díaz por la salida de María Jesús Montero, que se va a convertir en nueva ministra de Hacienda del Gobierno de Pedro Sánchez; Juan Marín ha dicho que hay posibilidades de que Cs vuelva a negociar con el PSOE-A las cuentas del próximo ejercicio y ha recalcado que "las personas no son tan importantes, sino que lo importante es el contenido del documento que se presenten" y que estos relevos son algo "circunstancial".

    Tras apuntar que lo importante para negociar el Presupuesto andaluz con el nuevo titular de Hacienda es el contenido del documento que les presente, el dirigente de Cs ha confiado en que su grupo pueda "mantener el diálogo" con Arellano y que les plantee las prioridades de la Junta para el 2019.

    No obstante, ha advertido de que hay cuestiones previas que hay que resolver como cuál será el techo de gasto o si se van a conocer las entregas a cuenta, "para saber si el Gobierno andaluz podrá elaborar las cuentas antes de que en septiembre se las plantee al resto de fuerzas".

    Así, Marín no espera "ningún cambio" a la hora de negociar las cuentas andaluzas con Arellano en vez de Montero, pues cree que el procedimiento seguirá siendo conocer las intenciones del gobierno y sus propuestas para, a partir de ahí, "valorar la posibilidad o no de sumarnos a las cuentas".

    Y la misma circunstancia entiende que ocurre con el nombramiento de Lina Gálvez como consejera andaluza de Universidad y Conocimiento. En este sentido, y dado que llevará las políticas de autónomos, Marín ha dicho que "tendrá que seguir las instrucciones del Gobierno andaluz, no las suyas", de modo que tendrá que seguir cumpliendo con los compromisos que en esta materia firmaron PSOE-A y Cs.

    "Tenga la inclinación política que tenga, tendrá que cumplir", ha proseguir el líder andaluz de Cs, que cree que no habrá "mucha diferencia" en el Gobierno andaluz con estos cambios porque además, como ha recalcado, "a penas tendrán seis o siete meses de responsabilidad" porque, como tarde, las elecciones andaluzas se convocarán a principio de año y "no les dará tiempo a cambiar mucho" con su gestión en ese tiempo. Lo que sí ha asegurado Marín es que Cs va a ser "igual de exigente" con ellos que con los anteriores.

    "INCERTIDUMBRE" CON EL NUEVO GOBIERNO

    En líneas generales, y al hilo del nuevo gobierno del socialista Pedro Sánchez, Juan Marín ha asegurado que Cs va a exigir a Susana Díaz que sea "tan exigente con Sánchez como lo ha pretendido ser con Mariano Rajoy".

    "Supongo que ahora habrá exigencias para que haya una financiación justa y adecuada para Andalucía aunque no sé si podrá imponer su criterio sobre el de ordinalidad que ha defendido Sánchez", ha agregado el político andaluz, que también ha considerado que la presidenta, junto a Montero, deberán defender la quita o financiación de la deuda, entre otros asuntos.

    Con todo, Marín ha advertido de que "se abre horizonte de incertidumbre que no es bueno ni para Andalucía ni para España", toda vez que ha considerado que ahora los socialistas tendrán que explicar "su alianza con quien quiere romper este país o con quienes han defendido el terrorismo de ETA".

    En cualquier caso, ha garantizado que su preocupación pasa por que en Andalucía siga habiendo estabilidad, cuando ha defendido que lo que ha pasado a nivel nacional con el cambio de gobierno "no debe afectar a Andalucía".

    Ha insistido en que se deberían convocar elecciones generales y en que Cs "es el mismo hoy que antes de la moción de censura" porque defiende lo mismo, que "no se puede gobernar con los que quieren romper este país, y el PSOE ha elegido a esos compañeros de viaje".

    "Andalucía necesita estabilidad, seguir creciendo, crear empleo más estable y de más calidad y aportar recursos a la sanidad y a la educación", ha agregado Marín antes de avanzar que el objetivo de Cs, si finalmente negocian los Presupuestos andaluces del 2019 con el Ejecutivo de Susana Díaz, es que se destine a las infraestructuras un 2 por ciento del PIB y que "se ejecuten al cien por cien".