28 de febrero de 2020
11 de junio de 2018

La mayoría de capitales andaluzas tienen más posibilidades de ahorro al adquirir diesel que la media nacional, dice OCU

SEVILLA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

La mayor parte de las capitales andaluzas tienen unas posibilidades de ahorro al adquirir combustible diésel por encima de la media nacional, cifrada en un 11 por ciento, según un informe de la organización de consumidores OCU.

Respecto a las posibilidades de ahorro en las capitales de provincia de Andalucía, en la mayoría de los casos se sitúan por encima de la media (11 por ciento), aunque sea por poca diferencia, como ocurre en Granada y Almería.

Son algo mayores los ahorros posibles en Málaga (12,2 por ciento), Córdoba (12,8 por ciento) y, sobre todo, en Sevilla (14,7 por ciento). Por el contrario, en otras, el ahorro posible es menor, como Huelva (6 por ciento), Cádiz (7,2 por ciento) y Jaén (8,6 por ciento), ya que son las capitales más pequeñas de la comunidad y cuentan con menos gasolineras que el resto, lo que sin duda afecta a los resultados.

El informe apunta que "Andalucía, en general, es una comunidad con un nivel medio-alto de precios en carburante", algo que se debe, en gran parte, a que "se aplica el tramo autonómico del impuesto especial de hidrocarburos en el límite máximo permitido, esto es, 4,8 céntimos por litro, más IVA".

Según el estudio de OCU, solo Galicia, Asturias y Baleares cuentan con precios más caros.

Sin embargo, dentro de la comunidad, existe cierta disparidad de precios entre las distintas provincias. Almería, por ejemplo, cuenta con un nivel de precios que destaca como el más barato con respecto al resto de las provincias andaluzas, especialmente si se comparan con los de Sevilla o Málaga. De hecho, Almería es la única provincia andaluza que cuenta con un nivel de precios por debajo de la media española.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado un estudio entre más de 9.700 estaciones de servicio y en el que se han manejado más de 1,6 millones de precios, con el fin de conocer
cuáles son las cadenas de gasolineras más baratas y más caras del país y
cómo varían los precios según cada comunidad autónoma.

Según OCU, existen dos factores principales que influyen en el precio final del carburante y que marcan que los niveles de precios sean diferentes entre unas provincias y otras. Por un lado, el hecho de que en esa provincia se aplique el tramo autonómico del Impuesto de Hidrocarburos (más conocido como 'céntimo sanitario') y la cuantía en la que se aplica.

El segundo factor, aunque más sutil, está relacionado con la tipología de las estaciones de servicio de la provincia, de forma que "cuanto mayor es el porcentaje que representan las gasolineras de grandes compañías, su índice tiende a ser mayor, mientras que, por el contrario, aquellas que cuentan con más gasolineras 'low cost' desatendidas, de supermercado o independientes, cuentan con un índice de precios más bajo".

En el caso de Sevilla, la ciudad "cuenta con un gran número de estaciones de servicio y de diferentes compañías, lo que hace que la competencia sea mayor y, por tanto, ayuda a que exista también una mayor posibilidad de ahorro que se puede obtener entre la más barata y la más cara".

Según OCU, este porcentaje se sitúa en un 14,7 por ciento, algo más que la media nacional, situada en un 11 por ciento.

De esta forma, las estaciones de servicio que ofrecen el combustible diésel más barato son, en general, las cadenas low cost y de supermercados, mientras que las más caras son las que pertenecen a las grandes refinerías.

Para leer más