1 de abril de 2020
22 de octubre de 2014

Piden dos años de prisión para un empresario por la muerte de un pintor tras caer de un andamio

CÓRDOBA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía ha solicitado penas de dos años de prisión y otros tantos de inhabilitación especial para ejercer como directivo o coordinador de seguridad en empresas para un hombre, acusado de un delito de homicidio por imprudencia y otro contra los derechos de los trabajadores, después de que falleciera un pintor que tenía contratado tras caer de un andamio. El juicio se prevé celebrar el día 28 de octubre en el Juzgado de lo Penal número 4 de Córdoba.

Según recoge la calificación del Ministerio Público, a la que ha tenido acceso Europa Press, sobre las 8,00 horas del día 18 de febrero de 2011 el empleado estaba trabajando como pintor para el empresario procesado, "que es el responsable de que se cumplan las normas de prevención de riesgos laborales en el trabajo que realizan los empleados de su empresa".

Así, en el día indicado en el que ocurrieron los hechos, el varón se encontraba pintando una nave situada en la carretera de Dos Torres a Pedroche, que pertenece a una empresa pública provincial, que había contratado a la entidad del acusado.

Para pintar esta nave, días antes el pintor y otro trabajador de la empresa habían instalado un andamio tubular metálico con ruedas y sistema antibloqueo, aunque, según apunta el fiscal, "carecían ambos de formación para realizar esta actividad".

Posteriormente, sobre las 8,00 horas del día indicado el pintor cambió de altura una de las plataformas de trabajo del andamio, de unos 30 centímetros de ancho aproximadamente, subiéndolas de nivel, un trabajo que hizo "solo, sin contar con la ayuda de otro trabajador que se encontraba en el lugar".

De este modo, supuestamente se subió a una de las plataformas del andamio situadas a 2,18 metros de altura, "sin colocarse el arnés de seguridad, poniéndose de rodillas en la indicada plataforma con el fin de desenganchar la plataforma situada más abajo, para cogerla y situarla en una altura superior a la que se encontraba la plataforma en la que estaba apoyado".

Al respecto, el fiscal precisa que al realizar esta operación el trabajador "se desequilibró y cayó al suelo golpeándose en la cabeza", tras lo cual fue trasladado al hospital, en el que falleció al día siguiente por un traumatismo craneoencefálico severo, con destrucción de centros vitales como consecuencia de la caída.

LA FAMILIA RENUNCIA A LA INDEMNIZACIÓN

Según el Ministerio Público, el pintor realizaba su función en las citadas condiciones, "con conocimiento" del acusado, quien le "encargó que montara el andamio y realizara las modificaciones necesarias para cambiar las plataformas de altura, sin que tuviera formación adecuada para ello y sin establecer que el método de trabajo fuera el adecuado, dado que la modificación de la estructura del andamio se debía haber realizado con la intervención de más de una persona".

Además, agrega el escrito, "el acusado omitió su obligación de dar órdenes oportunas para que el trabajador fallecido se colocara los equipos de protección individual para trabajar en altura y en consecuencia no vigiló el cumplimiento de las medidas de prevención de riesgos necesarios para ello, como la colocación de arnés y su sujeción a un punto fijo".

Cabe destacar que el hombre convivía con su esposa y sus dos hijos, quienes han renunciado a recibir indemnización por estos hechos, por los que se ha propuesto sanción por la Inspección de Trabajo a la empresa del procesado por "infracción grave de las normas de prevención de riesgos".