18 de junio de 2019
  • Lunes, 17 de Junio
  • 24 de octubre de 2010

    Piscifactoría de Riofrío ha vendido ya el 40% de su producción anual de caviar y crece en EEUU y Reino Unido

    La empresa tiene ya una oficina comercial en Alemania y prevé abrir en Berlín una filial para antes de final año

    Piscifactoría de Riofrío ha vendido ya el 40% de su producción anual de caviar y crece en EEUU y Reino Unido
    EP/CAVIARIOFRIO

    GRANADA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La piscifactoría Sierra Nevada de Riofrío (Granada) ha vendido ya casi el 40 por ciento de su producción anual de caviar ecológico, con un mayor incremento de negocio en Madrid y Barcelona y, en el mercado internacional, en Estados Unidos, el Reino Unido y los países nórdicos. En lo que va de año, la empresa ha aumentado sus ventas en un cien por cien y prevé distribuir un total de dos toneladas y media de producto, de las que 1.000 kilos acabarán en el mercado nacional y el resto allende las fronteras españolas.

    La empresa, que nació en 1955 dedicada al cultivo de la trucha, ya no hace reservas de caviar para sus clientes con vistas a fechas concretas, como la Navidad, y sirve directamente sobre pedido, ya que ha cambiado el sistema de producción, que se basa en la maduración del caviar en latas de 1,8 kilos de capacidad durante unos meses para reenvasarse después en latas pequeñas el día antes de ser remitidas.

    No obstante, la introducción en el mercado del nuevo caviar de estilo iraní 'Persé' ha permitido a la piscifactoría "estar superando sus expectativas más optimistas", puesto que el producto, con certificación ecológica y sin conservantes de ningún tipo, está despertando mucho interés entre el consumidor habitual o esporádico, según ha informado a Europa Press e gerente de la compañía, Diego Pozas.

    La crisis está remitiendo para la piscifactoría, ya que sus productos están cada vez más presentes no sólo en la mesa de los particulares sino que también alcanzan a la hostelería, la restauración y las tiendas especializadas. Como ejemplo, un género de lujo y alta calidad como la carne de esturión, que también se distribuye por la empresa de Riofrío, ha triplicado sus ventas en restauración.

    Además, la compañía continúa con sus objetivos de expansión, y ya ha abierto una oficina comercial en Alemania, con la previsión de inaugurar para antes de final de año una filial de la piscifactoría en Berlín con la colaboración de la Agencia Andaluza de Promoción Exterior Extenda.

    Para Pozas, Alemania es el país "más competitivo, por tamaño y diversidad de la oferta de caviares", por lo que la empresa considera que "debemos estar allí con medios propios, sin intermediarios, para dar a conocer nuestras marcas". El proyecto es de medio-largo plazo y se prevé que vaya dando sus frutos durante los próximos dos años. "En esta empresa creemos en las apuestas a largo plazo", señala el gerente.

    El caviar de Riofrío proviene de hembras de esturión 'Accipenser Nacari', la especie autóctona del Mediterráneo, de una edad media de entre 12 y 15 años y un peso promedio de 15 kilos en el momento del sacrificio. Cada uno de estos animales da un rendimiento de entre un 10 y un 15 por ciento de su peso en caviar.

    El 'Persé' es madurado en latas de 1,8 kilos donde drena el aceite y el agua durante un período de 3 a 9 meses, y durante el proceso de esta maduración desarrolla toda la complejidad de los sabores más tradicionales del caviar, y pierde el 20 por ciento de su peso neto. En cambio, el que se vende bajo la marca 'Caviar de Riofrío', está estabilizado en el momento de la producción, lo que le confiere un sabor más fresco y original.

    El esturión de Riofrío está criado en condiciones de producción ecológica, y ha obtenido recientemente la certificación ecológica de las autoridades alemanas, y el sello de sostenibilidad de 'Friends of the sea'.