18 de enero de 2021
29 de julio de 2006

Los políticos andaluces inician sus vacaciones, conscientes del intenso trabajo sobre el Estatuto a partir de septiembre

SEVILLA, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los dirigentes políticos andaluces afrontan, a partir de la primera semana de agosto, sus vacaciones veraniegas, que no les ocuparán todo el mes, conscientes de que, a partir del mes de septiembre, les espera un intenso trabajo con motivo del debate de las enmiendas a la proposición de Ley de reforma del Estatuto de Autonomía en el Congreso de los Diputados.

El destino preferido por los políticos andaluces, como en veranos pasados, sigue siendo la costa andaluza, aunque algunos tampoco renuncian a un viaje al extranjero para conocer otros estilos de vida y pasar unas vacaciones alejados del bullicio de las playas.

El presidente de la Junta y secretario general del PSOE-A, Manuel Chaves, visitará en estas vacaciones, acompañado de su familia, dos provincias andaluzas, concretamente las costas de Cádiz y Huelva, donde aprovechará para leer el libro 'Suite francesa', de Irène Némirovsky.

Por su parte, el presidente del PP-A, Javier Arenas, también se decanta por las costas andaluzas, en este caso, las de las provincias de Cádiz, Málaga y Almería, donde pasará unos días con su familia, algo que compaginará con algunos actos políticos.

El coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, pasará la mayor parte de sus vacaciones, como en años anteriores, en las playa de Mazagón, en la provincia de Huelva, y también hará alguna 'escapada' de algún fin de semana a la provincia de Almería. Además, aprovechará para leer el libro del presidente de PCE, Felipe Alcaraz, titulado 'Extraños centinelas'; la nueva obra del letrado del Parlamento Plácido Fernández-Viagas 'Palabras de guerra: republicanos contra el franquismo', y el ensayo 'El riesgo de opinar: apuntes desde la izquierda', de José Antonio Pérez Tapias.

En lo que respecta al líder del PA, Julián Álvarez, mantendrá su agenda hasta el 11 agosto, fecha en la su partido rinde su particular homenaje "al padre de la Patria Andaluza", Blas Infante. A partir de ese acto, iniciará sus vacaciones, que concluirán a final del mes de agosto. Pasará una semana en Asturias, en una casa rural donde practicará senderismo y estará en contacto con la naturaleza, unos de sus principales hobbies. Después de su aventura asturiana, volverá a Sevilla, donde reside actualmente, y se dedicará a descansar en su domicilio, escribir y leer varios libros que tiene pendientes, entre ellos 'Tartesos', de Jesús Maeso de la Torre y 'El Universo Reflexivo', de David Luján. A primeros de septiembre se reincorpora al trabajo y el 4 de septiembre comenzará ya su agenda.

En cuanto a los portavoces parlamentarios, el del grupo socialista, Manuel Gracia, pasará unos días en la costa de Huelva con su familia y hará también un viaje a París.

La portavoz del grupo popular, Esperanza Oña, también ha elegido un país extranjero como destino de sus vacaciones, concretamente, Alemania, por donde hará un amplio recorrido junto a su familia. También estará en Fuengirola (Málaga), donde es alcaldesa, para disfrutar de la playa junto a sus vecinos.

Por su parte, la portavoz de IULV-CA, Concha Caballero, pasará parte de sus vacaciones junto a su madre en Baena (Córdoba) y está pendiente de cerrar un viaje a Londres o a Turquía. Quiere aprovechar el tiempo libre para escribir algunos relatos y leer obras como 'Los perros ladran', de Truman Capote.

Por último, la portavoz del grupo andalucista, Pilar González, se va a ir unos días a Mérida (Badajoz) para estar con familiares y amigos, mientras que también estará por varios puntos de costa andaluza. Su intención es leer 'El hereje', de Miguel Delibes, y la obra 'Leonardo: el vuelo de la mente', de Charles Nicholl.

Algunos de estos políticos se verán obligados a interrumpir sus vacaciones, a menos que ya las hayan terminado, para acudir el día 10 de agosto al kilómetro 4 de la antigua carretera de Carmona (Sevilla) para homenajear a Blas Infante, fusilado por tropas franquistas. Otra cita para los políticos suele ser la Feria de Málaga, a mediados de agosto.